Halajá para lunes 13 Tevet 5781 28 diciembre 2020

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

ADELANTO DEL PARTO

Pregunta: En caso de que el obstetra tratante decida aplicar una inyección adelantar el parte pues considera que es preciso hacerlo ¿existe alguna restricción halájica al respecto?

Respesta: Exactamente esta pregunta le fue formulada a Rabí Moshe Feinstein z”l (Igrot Moshe sección Yore Dea tomo 2 cap. 74) y respondió que está prohibido aplicar este tipo de medicamentos por un motivo específico. Existe un principio halájico en el judaísmo que le prohíbe al hombre exponerse a una situación de peligro, por ej. no se puede cruzar un puente endeble. La concepción es, natural y biológicamente una situación de peligro, sin embargo el Eterno nos encomendó “Creced y multiplicáos” y así también reza el ver. “No fue creada -la tierra- para que permanezca desolada sino para habitarla”. Por lo tanto el momento natural de la concepción es el momento en que se cumple la voluntad divina y la bendición y la protección del Altísimo alcanzan, con Su voluntad dicho momento. Sin embargo cuando se utilizan este tipo de drogas para adelantar el parto se ingresa a una situación de peligro sin que la misma cuente con el beneplácito divino ya que se trata del momento natural de la concepción.

Nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l escribió al respecto (Taharat Habait tomo 2 folio 54) y cita el dictamen de Rab´Feinstein z”l haciendo algunas observaciones, sin embargo finaliza apoyando el mismo refiriendo un comentario del Sefer Hakane quien escribe que aquellas personas que, utilizando amuletos y nombres divinos adelantan el parto, son responsables directos por las vidas tanto de la mujer como del feto. Aún mas, pueden llegar a generar grandes sufrimientos pues el bebe que tenia que nacer bajo cierta influencia divina ya no lo hará y ello quizás acarree su fallecimiento prematuro o padecimientos a los que no estaba destinado y quien cargará con toda esa responsabilidad es la persona que le facilitó dichos amuletos a la embarazada.

Y escribe el Ari z”l en el Shaar Ruaj Hakodesh, que aquellos que utilizan medios cabalísticos para agilizar un parto ponen en peligro a la criatura que nace antes del tiempo destinado y morirá también antes del tiempo destinado o sufrirá graves padecimientos. Nuestro maestro z”l acotó que esto aplica, con creces, a los médicos que utilizan drogas y actúan directamente para alterar el curso de la voluntad divina.

Sin embargo, es preciso aclarar que en numerosas ocasiones es práctica se realiza pues existe peligro real para la vida de la madre debido a problemas de presión arterial, pérdida del líquido amniótico, debilidad generalizada, etc. que hacen que la decisión médica esté dirigida a proteger la vida de la madre y del bebe, por lo que el momento real del nacimiento debe ser el que aseigna el médico en este caso. Debemos aclarar en este contexto que en la mayoría de las veces lo que la ciencia médica determina como vital es lo que debe acatarse también según la halajá.

En conclusión, adelantar el parto por cuestiones de comodidad o riesgos sumamente lejanos, está prohibido por la halajá. Si el médico determina que es preciso adelantar el parto para proteger la vida de la madre o del bebe, así debe procederse.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

ESTA PERMITIDO CONSUMIR PESCADO CON LECHE?

Estudiamos en el Talmud, tratado de Hulin 103b, se prohíbe cocinar carnes con leche, a excepción de la carne de pescado y de langosta. Observamos entonces que, de acuerdo a la legislación talmúdica no se incluye en la prohibición de consumir o cocinar carne con lec......

Para la lectura de la Halajá

EL MÉRITO DE DAR CARIDAD

En la entrega anterior citamos la postura del profeta Jeremías, quien le oró a D-os que cuando personas inicuas intenten dar caridad, les presente individuos indignos para que de esa forma pierdan el mérito que dicho precepto supone. Por otro lado, las personas realmente meri......

Para la lectura de la Halajá

DIEZMO MONETARIO PARA LOS HIJOS

Pregunta: Las personas que suelen separar de sus ingresos mensuales el diezmo monetario ¿pueden destinar el mismo a la educación y demás necesidades de los hijos que de él dependen? Respuesta: Como hemos visto anteriormente, es una obligación para cada jud&iacut......

Para la lectura de la Halajá

RESTAURANTES KOSHER CON COCINEROS GENTILES

Según vimos en las entregas anteriores, no se debe comer alimentos cocinados por los gentiles, por lo tanto no se puede comer en los restaurants en los que cocinan cocineros gentiles a menos que cuenten con una supervisión Kosher de alguna entidad rabínica autorizada. General......

Para la lectura de la Halajá


BENDICIONES SOBRE ALIMENTOS EN LA NOCHE DE SHABUOT

Como vimos en la entrega anterior, es costumbre permanecer despiertos la noche de Shabuot y dedicar la misma al estudio de Tora. Asimismo escribimos que esta noche es preciso leer el “Tikun” correspondiente el cual, según los maestros de Cabalá posee gran importancia, y ......

Para la lectura de la Halajá

CARIDAD Y DIEZMO MONETARIO

Atendiendo la inquietud de numerosos lectores nos explayaremos sobre el tema de la Tzedaka –caridad- y el diezmo monetario. Pregunta: Qué cantidad se le debe dar a un pobre? Es preciso darle la cantidad de comida que necesita para reanimarse o se le debe dar todo lo que necesita? ......

Para la lectura de la Halajá

LA CARIDAD

Escribe el Tur, que es un precepto positivo que rige para cada individuo de Israel ayudar monetariamente a los necesitados, tzedaka; asimismo, existe una trasgresión para aquellos que evitan dar caridad, como está escrito en el versículo: No endurezcas su corazón y no cie......

Para la lectura de la Halajá

CARIDAD CON PERSONAS NO DIGNAS

Ya hemos visto varios principios del precepto de la Tzedaka. A Continuación, debemos aclarar que aquellas personas que trasgreden algún precepto de la Torá en forma consciente y voluntaria, no son dignos receptores de la Tzedaka. Por ej. personas que, a sabiendas de la prohib......

Para la lectura de la Halajá