Halajá para lunes 15 Elul 5781 23 agosto 2021

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

PERMANENCIA AL LADO DE QUIEN SE HALLA EN MEDIO DE SU AMIDÁ

En la entrega anterior aclaramos que está permitido, según disposición estrictamente halájica sentarse durante la Hazará. Ahora veremos de aclarar otra halajá que se halla íntimamente relacionada con ésta, y es el sentarse a un lado de quien se halla en medio de su Amidá.

El Talmud (Berajot 31) aprende de la respuesta de Hanna al sumo sacerdote Elí mientras se hallaba orando, al decirle Yo soy la mujer parada con ustedes aquí, que la persona tienen prohibido sentarse dentro de los cuatro “amot” –codos- de quien está diciendo su Amidá. O sea cuando la persona está pronunciando su Amidá, está prohibido sentarse en un radio de cuatro “amot” del mismo. La medida de cuatro “amot” es aprox. 2 metros.

Esta halajá aplica tanto si se sienta delante del que está orando como si lo hace a un costado, pues mientras se siente dentro de los cuatro “amot” próximos trasgrede esta prohibición y por lo tanto debe alejarse fuera de esta distancia para poder tomar asiento.

Sobre el motivo de esta prohibición discurrieron nuestros grandes maestros de las primeras generaciones –Rishonim-. El Baal Halajot Guedolot escribe que cuando la persona se halla en medio de su Amidá la Shejiná - la divinidad- está presente dentro de sus cuatro codos más próximos y por lo tanto la reverencia que merece la presencia divina nos exige no sentarnos. Esto mismo se infiere del sagrado libro del Zohar.

El Tur argumenta que el motivo para no sentarnos en un radio de cuatro codos alrededor de quien está rezando su Amidá es que aparenta que mientras su compañero recibe la presencia divina él se halla sentado tranquilamente, sin importarle la presencia divina.

La obra Halajá Berurá cita el motivo que escribe el Meiri al respecto, que las personas que eventualmente se sientan alrededor de quien está orando pueden distraer su atención. Cita otro motivo en nombre del Sefer Hamijtam y que quien está orando no se avergüence si lora ante la presencia del otro sentado a su lado. Existen distintas implicancias que pueden inferirse de cada uno de estos motivos, sin embargo a continuación sólo aclararemos la halajá según aparecen en el Shuljan Aruj.

Escribe el Shuljan Aruj, que si la persona se halla sentado pero ocupado en cuestiones referidas a la Tefilá –plegaria- , por ejemplo si está en medio de los Pesuqué de Zimrá –versos y Salmos que se pronuncian después del Baruj Sheamar y previo a las bendiciones del Shemá Israel- o está completando el comienzo de su Tefilá que no alcanzó a pronunciar en su momento, le está permitido sentarse a un lado de quien está orando.

En relación a sentarse detrás de quien está orando, es posible analizarlo a la luz de los motivos arriba citados. Pues de acuerdo al motivo de que la presencia divina se halla frente a quien está orando, asimismo está prohibido sentarse detrás de quien está orando. Pero si el asumimos el argumento de que tratamos de evitar que quien está orando no se avergüence, si se sienta detrás suyo no se avergonzará.
A los efectos halájicos, Maran en el Shuljan Aruj opina que se puede permitir sentarse detrás de quien está orando. Sin embargo quien asuma una actitud más severa y evita sentarse incluso detrás de quien está en la Amidá, será merecedor de la bendición divina.

Según la costumbre ashkenazí esto –sentarse detrás de quien reza- debe prohibirse incluso según la halajá, y así lo legisla Ram”a en sus comentarios al Shuljan Aruj para las comunidades ashkenazitas que recibieron sus dictámenes.

De todo lo anterior inferimos la halajá con respecto a la persona que desea sentarse detrás del Hazán –oficiante- que está en medio de la Amidá, lo cual está prohibido a menos que se aleje fuera de los cuatro “amot” próximos al Hazán. Esto mismo es señalado por nuestro maestro Rabí Ovadiá Yosef, z”l, en su obra Yehave Da´at (tomo 5) indicando que incluso aquellos que se sientan durante la Hazará deben poner atención en no hacerlo dentro de los cuatro codos circundantes al Hazán. Enseña el Mishna Berurá, que el solo hecho de responder Amen o Baruj Hu Ubaruj Shemo no es considerado una forma de Tefilá para autorizar sentarse al lado de quien está rezando, pues literalmente debe estar ocupado en cuestiones que son parte de la Tefilá, como citamos más arriba para que se autorice sentarse en la cercanía de quien está orando. Todo esto no aplica con respecto a la Hazará que pronuncia el oficiante pues en este caso está prohibido sentarse cerca de él.

En síntesis, está prohibido sentarse dentro de los cuatro codos cercanos a quien está realizando su Amidá, tanto frente a él como a su lado. Algunos opinan que incluso esta prohibición aplica si se sienta detrás del que está orando. Si está ocupado en partes de la misma Tefilá, como por ejemplo los Pesuké de Zimra, etc. no aplica esta prohibición y puede sentarse al lado de quien está rezando.

En la Hazará está prohibido sentarse al lado del oficiante –Hazán- y es preciso alejarse cuatro codos del mismo para poder sentarse. En próximas entregas veremos otros aspectos de esta legislación.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

EL ENCENDIDO DE LAS LUMINARIAS DE JANUCÁ

PRECEPTO DEL ENCENDIDO. Todos los ocho días de Janucá  -siendo para el año 5782, comenzará el domingo 28 de noviembre por la noche, es decir víspera del lunes- es una mitzvá encender luminarias. Los sefaradim acostumbran a encender un candelabro por fa......

Para la lectura de la Halajá

SI ES PRECISO BENDECIR AL PROBAR LA COMIDA

Como vimos en distintas ocasiones, con respecto a la bendición sobre los alimentos que pronunciamos previo a consumirlos, aún cuando se come una mínima cantidad se debe pronunciar la bendición ya que está prohibido obtener provecho alguno de este mundo sin recitar ......

Para la lectura de la Halajá

LOS HIJOS CASADOS QUE SE HOSPEDAN EN CASA DE LOS PADRES

En entregas anteriores hemos aclarado, que la persona que se halla de viaje y se hospeda en casa de un compañero y su familia se halla con él, se incluye en el encendido del dueño de casa y por lo tanto no necesita encender por sí mismo. Todo esto es válido si no d......

Para la lectura de la Halajá

VELAS DE SHABBAT Y VELAS DE JANUCÁ

Existe divergencia entre las primeras grandes autoridades halájicas con respecto al orden de encendido de las velas de Shabbat y de janucá. Según la opinión de la obra Baal Halajot Guedolot, se debe adelantar el encendido de las velas de Janucá a las velas de Shabb......

Para la lectura de la Halajá


EL HUESPED EN LA SALIDA DE SHABBAT JANUCÁ

Pregunta: El hijo casado que se hospeda en casa de sus padres en Shabbat ¿Cómo debe proceder con el encendido de las velas de Janucá la salida de Shabbat? Respuesta: Como hemos visto, según la costumbre sefaradí el hijo casado que se hospeda en casa de......

Para la lectura de la Halajá

EL HUESPED EN JANUCÁ

La persona que se halla de viaje en Janucá y su esposa e hijos no enciende en su casa pues lo acompañan en el viaje, de hospedarse en casa de una persona a la que le paga por el hospedaje y la comida, etc. debe asociarse con el dueño de casa en el encendido de las velas abonando......

Para la lectura de la Halajá

ORDEN RITUAL DE LA NOCHE DE ROSH HASHANA

Las dos noches de Rosh Hashana es costumbre comer alimentos que simbolizan buenos designios para Israel. Por ello se come Rubia o lubia en árabe, zapallo –calabaza dulce-, dátiles, acelga, puerro, cabeza de cordero, manzana y miel. Ya hemos escrito oportunamente, que la perso......

Para la lectura de la Halajá

AL HANISIM

AL HANISIM En la plegaria de Arbit que da comienzo a la festividad de Janucá (este año 5782 el día domingo 28 de noviembre del 2021) se comienza a incluir el párrafo “al hanissim” en la amidá, en la bendición de alabanza al Eterno, o sea “......

Para la lectura de la Halajá