Halajá para miércoles 15 Adar 5782 16 febrero 2022

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

INTERRUPCIONES EN MEDIO DE LA AMIDÁ

Pregunta: La persona que se halla en medio de su amidá y el hazán –oficiante- llega a la Kedushá ¿debe responder la misma junto a la congregación?

Respuesta: Quien se halla en medio de su amidá y el hazán llega a la Kedushá, no debe responder la misma junto a la congregación, sino simplemente permanecer en silencio y atender el recitado de la Kedushá por parte del Hazán. Como ya estudiamos en distintas ocasiones, al oír lo que recita el Hazán y concentrarse en que este lo incluye en su Tefilá y por su parte el Hazán asimismo se concentra en incluirlo, cumple su obligación en función de la regla halájica que establece “shomea keoné” –o sea el oyente es considerado como quien pronuncia-. El oyente en este caso no debe elevar sus talones con el recitado de las palabras Kadosh, Kadosh… pues él no está realizando ninguna pronunciación.

Acota Rabi Yosef Hayim z”l al respecto en su obra Od Yosef Hay, que esta halajá, de permanecer en silencio atendiendo lo que el Hazán recita concentrándose en cumplir con su obligación de recitar la Kedushá, aplica exclusivamente si se trata de un Hazán fijo y conocedor de las reglas, pues de lo contrario no reportará ningún beneficio permanecer en silencio pues de todas formas el Hazán no lo incluirá en sus pensamientos para que cumpla su obligación de pronunciar la Kedushá.

Nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l, encuentra un apoyo a este dictamen en lo que refiere el Sefer Hahasidim, donde se relata que cierto hombre sabio que se extendía en su amidá, afirmaba que aún cuando la congregación respondía “amén yehe sheme rabba” (esta misma enseñanza podemos aplicarla a la Kedushá) no interrumpía su oración para permanecer en silencio y atender lo que la congregación respondía, pues, sostenía este sabio, aquellos que responden “amen yehe sheme rabba” no se concentran en eximirme de mi obligación y por lo tanto no reporta ningún beneficio atender incluso en silencio lo que responden. O sea que la obligación de eximirse del recitado por medio del Hazán o la congregación aplica sólo si ambas partes se concentran en ello, tanto el oficiante como el que está realizando su plegaria, de lo contrario no se incluye en la Kedushá de la congregación y por lo tanto no tiene sentido permanecer en silencio y atender lo que esta responde.

Agrega Rabí Ovadia Yosef, z”l, al respecto, que incluso si se trata de un Hazán fijo y conocedor de las leyes, si su voz no se oye en forma clara a lo largo de toda la Kedushá debido a la respuesta de la congregación, tampoco en este caso es necesario atender la Kedushá ya que al no oírla totalmente no puede eximirse de su obligación. Y sólo si la voz del Hazán es potente y se eleva por encima de la congregación haciéndose oír a lo largo de toda la Kedushá se debe atenderla en silencio para eximirse con el recitado del Hazán de la obligación de pronunciar la Kedushá.

Todo lo anterior aplica si la persona que está realizando su amidá se encuentra en medio de la misma, sin embargo si llega a la bendición mehaye hametim –previa a la kedushá- junto con el Hazán, podrá pronunciar toda la Kedushá sin restricción.

En síntesis, la persona que se halla en medio de su amidá y oye al Hazán que pronuncia la Kedushá –nakdishaj venaaritzaj-, debe permanecer en silencio atendiendo al Hazán y concentrándose en eximirse de su obligación con respecto a la Kedusha´. Si el Hazan no fuese un oficiante experto o si su voz no se oye claramente, no es necesario permanecer en silencio y se puede continuar con la amidá.

Si la congregación dirá la kedushá en el mismo momento en que él llega a la misma, puede pronunciarla junto con ellos.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

COMO SE REALIZA LA TEBILAT KELIM

Se debe evitar la ”jatzitza” al sumergir el utensilio en la mikva. Jatzitza es todo elemento que evita el contacto directo del agua con el objeto. Por eso, no se debe asir el objeto que se sumerge fuertemente pues se estaría evitando que el agua haga contacto con el mismo en el lu......

Para la lectura de la Halajá

LECTURA DE TEHILIM EN LAS NOCHES

Pregunta: ¿Está permitido leer versículos del Tanaj o Tehilim –Salmos- en las noches, o existe alguna prohibición al respecto en los escritos de la Kabbalá? ¿Existe alguna consideración si la lectura se efectúa pa......

Para la lectura de la Halajá

EDUCACIÓN TEMPRANA

En entregas anteriores vimos que la prohibición de destruir un árbol se hace extensiva a la destrucción de objetos, prendas, alimentos, etc. lo cual es legislado por el Ramba”m quien, según el Rab Hamguid –uno de sus comentaristas- considera estas prohibicione......

Para la lectura de la Halajá

TEBILAT KELIM EN LOS CAFES

Pregunta: La persona que es invitada a casa de un amigo y este no cumple con el precepto de tebilat kelim, o desea tomar un café en un bar, puede hacerlo aun cuando los utensilios en estos casos no fueron sumergido en una mikva? Respuesta: como vimos anteriormente, todos los utensilios de ......

Para la lectura de la Halajá


SALADO DE VERDURAS EN SHABBAT

En la entrega anterior escribimos sobre la prohibición de hacer encurtidos en Shabbat, es decir sumergir alimentos en salmuera o vinagre para prepararlos, pues esto se considera como una cocción en Shabbat. De allí que surge la prohibición de salar alimentos como cebol......

Para la lectura de la Halajá

COMIDA FESTIVA –YOM TOB-

El día de Shabuot es necesario dividirlo, dedicando mitad del tiempo a la sinagoga, plegarias y estudio, y mitad del tiempo a las comidas festivas junto a la familia, como estudia el Talmud (Betza 15): Enseña Rabí Yehoshua, mitad será para ustedes y mitad para D-os. Y ......

Para la lectura de la Halajá

MOTZI – MATZA

La matza con la que es apropiado cumplir el precepto la noche de Pesaj es la denominada “matza shemura” o sea controlada desde el mismo momento en que se segó el trigo que no tome contacto con el agua. Asimismo, esta matza debe ser realizada a mano para que la misma se realice con......

Para la lectura de la Halajá

TALADO DE UN ARBOL PARA CONTRUIR EN SU LUGAR

Hemos visto anteriormente que la Torá prohíbe la destrucción o talado de árboles frutales, y esto se permite sólo en ciertos casos como por ej. si el valor de la madera que se obtiene del árbol es superior al producto de su fruto. Veremos ahora si talar un &......

Para la lectura de la Halajá