Halajá para miércoles 15 Adar 5782 16 febrero 2022

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

INTERRUPCIONES EN MEDIO DE LA AMIDÁ

Pregunta: La persona que se halla en medio de su amidá y el hazán –oficiante- llega a la Kedushá ¿debe responder la misma junto a la congregación?

Respuesta: Quien se halla en medio de su amidá y el hazán llega a la Kedushá, no debe responder la misma junto a la congregación, sino simplemente permanecer en silencio y atender el recitado de la Kedushá por parte del Hazán. Como ya estudiamos en distintas ocasiones, al oír lo que recita el Hazán y concentrarse en que este lo incluye en su Tefilá y por su parte el Hazán asimismo se concentra en incluirlo, cumple su obligación en función de la regla halájica que establece “shomea keoné” –o sea el oyente es considerado como quien pronuncia-. El oyente en este caso no debe elevar sus talones con el recitado de las palabras Kadosh, Kadosh… pues él no está realizando ninguna pronunciación.

Acota Rabi Yosef Hayim z”l al respecto en su obra Od Yosef Hay, que esta halajá, de permanecer en silencio atendiendo lo que el Hazán recita concentrándose en cumplir con su obligación de recitar la Kedushá, aplica exclusivamente si se trata de un Hazán fijo y conocedor de las reglas, pues de lo contrario no reportará ningún beneficio permanecer en silencio pues de todas formas el Hazán no lo incluirá en sus pensamientos para que cumpla su obligación de pronunciar la Kedushá.

Nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l, encuentra un apoyo a este dictamen en lo que refiere el Sefer Hahasidim, donde se relata que cierto hombre sabio que se extendía en su amidá, afirmaba que aún cuando la congregación respondía “amén yehe sheme rabba” (esta misma enseñanza podemos aplicarla a la Kedushá) no interrumpía su oración para permanecer en silencio y atender lo que la congregación respondía, pues, sostenía este sabio, aquellos que responden “amen yehe sheme rabba” no se concentran en eximirme de mi obligación y por lo tanto no reporta ningún beneficio atender incluso en silencio lo que responden. O sea que la obligación de eximirse del recitado por medio del Hazán o la congregación aplica sólo si ambas partes se concentran en ello, tanto el oficiante como el que está realizando su plegaria, de lo contrario no se incluye en la Kedushá de la congregación y por lo tanto no tiene sentido permanecer en silencio y atender lo que esta responde.

Agrega Rabí Ovadia Yosef, z”l, al respecto, que incluso si se trata de un Hazán fijo y conocedor de las leyes, si su voz no se oye en forma clara a lo largo de toda la Kedushá debido a la respuesta de la congregación, tampoco en este caso es necesario atender la Kedushá ya que al no oírla totalmente no puede eximirse de su obligación. Y sólo si la voz del Hazán es potente y se eleva por encima de la congregación haciéndose oír a lo largo de toda la Kedushá se debe atenderla en silencio para eximirse con el recitado del Hazán de la obligación de pronunciar la Kedushá.

Todo lo anterior aplica si la persona que está realizando su amidá se encuentra en medio de la misma, sin embargo si llega a la bendición mehaye hametim –previa a la kedushá- junto con el Hazán, podrá pronunciar toda la Kedushá sin restricción.

En síntesis, la persona que se halla en medio de su amidá y oye al Hazán que pronuncia la Kedushá –nakdishaj venaaritzaj-, debe permanecer en silencio atendiendo al Hazán y concentrándose en eximirse de su obligación con respecto a la Kedusha´. Si el Hazan no fuese un oficiante experto o si su voz no se oye claramente, no es necesario permanecer en silencio y se puede continuar con la amidá.

Si la congregación dirá la kedushá en el mismo momento en que él llega a la misma, puede pronunciarla junto con ellos.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

EL DIA DE TISHA BEAB

Durante el día de Tisha BeAb -9 de Ab- están prohibido cinco cosas, a saber: Comer y beber, calzar calzado de cuero, relaciones maritales, lavarse y ungirse (utilizar cremas, aceites, etc.). Asimismo está prohibido estudiar Torá este día, pues esto regocija a la pe......

Para la lectura de la Halajá

CON EL COMIENZO DEL MES DE AB SE DISMINUYEN LAS PRACTICAS ALEGRES

Aún cuando, como ya vimos anteriormente, desde el 17 de Tamuz se acostumbran alguna prácticas de duelo, al comenzar el mes de Ab esto se hace más estricto y las costumbres de duelo son más rígidas y se observan hasta el 10 de Ab. Afirma el Talmud (Ta´anit 26b......

Para la lectura de la Halajá

DURANTE LAS TRES SEMANAS

Está prohibido realizar festejos, bailes, etc, durante las tres semanas que transcurren desde el 17 d eTamuz hasta el 9 de Ab incluso sin instrumentos musicales. Esto es válido para los bailes o festejos que se organizan según las leyes del recato y la sobriedad del nuestro p......

Para la lectura de la Halajá

EL CONSUMO DE CARNE A PARTIR DE ROSH HODESH AB

Afirma el Talmud (Ta´anit 26b) que decretaron nuestros sabios que en la seudá hamafseket–última comida previa al ayuno- no se debe consumir carne ni beber vino así como no se deben comer dos comidas diferentes, por ej. arroz y huevo. Y aún cuando el Talmud pro......

Para la lectura de la Halajá


COSTUMBRES A PARTIR DEL 1 DE AB

Como vimos anteriormente a partir de R. Hodesh Ab se deben disminuir todas las transacciones comerciales destinadas a cuestiones de alegría. Escribe nuestro maestro R. Ovadia Yosef z”l que no se deben adquirir sortijas o anillos de oro, especialmente los novios que adquieren estas jo......

Para la lectura de la Halajá

QUIENES AYUNAN EL 9 DE AB

El enfermo, aún cuando no se halla en situación de peligro su vida está exento de ayunar en Tisha Beab. De todas formas, ante cualquier duda se debe realizar una consulta rabínica ya que no cualquier tipo de malestar exime a la persona de ayunar. El anciano que se encu......

Para la lectura de la Halajá

COMO SE REALIZA LA TEBILAT KELIM

Se debe evitar la ”jatzitza” al sumergir el utensilio en la mikva. Jatzitza es todo elemento que evita el contacto directo del agua con el objeto. Por eso, no se debe asir el objeto que se sumerge fuertemente pues se estaría evitando que el agua haga contacto con el mismo en el lu......

Para la lectura de la Halajá

COMIDAS CARNICAS DESPUES DE COMIDAS LACTEAS

Anteriormente hemos visto que si se comió una comida cocinada con carne aún cuando no se comió carne se deben esperar seis horas para consumir lácteos. A continuación veremos la halajá inversa, es decir si se ha consumido comidas lácteas como aplica l......

Para la lectura de la Halajá