Halajá para martes 6 Tammuz 5782 5 julio 2022              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 6 Tammuz 5782 5 julio 2022

Categoría: Kashrut


SOBRE LOS ALIMENTOS PROHIBIDOS

Pregunta: Se debe supervisar el cashrut de los alimentos que consumen los niños pequeños?

Respuesta: Con respecto a los alimentos prohibidos por la Torá, como carne y leche, cebo, carne prohibida, etc. existe una prohibición de la Torá de alimentar con ellos incluso a los niños pequeños, aún si todavía se halla en su cuna. La pregunta surge con respecto a los alimentos que no son prohibidos por la Torá sino tienen dudosa procedencia, por ej. el caso de la leche sin supervisión, sobre la cual rige una prohibición rabínica incluso si la producciones provienen de granjas en las que no existen animales impuros. O golosinas que no cuentan con una supervisión rabínica exigente, las cuales no deben ser consumidas por los mayores, en todos estos casos, los niños pueden consumir estos alimentos?

Está escrito en nuestra sagrada Torá: Y no repudiaréis vuestras almas con todo réptil que repta, y no os impurificaréis con ellos y seréis impuros. La palabra “impuros” en este versículo se halla escrita de manera que se lee en hebreo “venitmetem” –cerrados, en lugar de impuros-, lo cual nos enseña que los alimentos impuros cierran el corazón del hombre y lo entorpecen. Y así está escrito en el Talmud (Yoma 39ª) enseñando que el espíritu de santidad se aleja del hombre. Y agrega el Talmud (Yoma 80ª) que si el hombre se impurifica un poco –por medio de los alimentos prohibidos- aquí abajo, lo impurificarán más aún desde arriba.

El Talmud Yerushalmi enseña que un niño judío puede amamantar de una mujer gentil y no existe prohibición alguna para ello, y así lo dictaminan las autoridades halájicas. De todas formas, indican las grandes autoridades de los primeros tiempos que en principio es apropiado abstenerse de darle de mamar al niño de una mujer no judía. Escribe el Rashb”a –s. XIV) que el judío es naturalmente vergonzoso, piadoso y generoso, y si se lo alimenta con leche de gentil se le instila crueldad y dureza en su corazón. Agrega su alumno, Rabi Yom Tob Ashbili z”l (Ritb”a s. XV) que la mujer gentil que ella misma consume alimentos no casher, transmite al niño con su leche características de crueldad y dureza de corazón. El origen de esto es el comentario rabínico arriba mencionado sobre los alimentos no casher que endurecen el corazón del hombre y no le permiten inspirarse con la santidad.

De lo anterior aprendemos que incluso aquellas cosas que son definitivamente permitidas, como es el caso de la leche materna de una mujer gentil, es adecuado abstenerse a fin de evitar que se endurezca el corazón del hombre y aleje de la espiritualidad. Y las personas temerosas de D-os que desean cumplir Su voluntad y anhelan ver a sus hijos transitar los caminos de la santidad y la voluntad divina, deben cuidarlos de consumir alimentos prohibidos e incluso aquellos sobre los que existen dudas de su cashrut.

Por lo tanto es apropiado que incluso los niños pequeños no consuman sino alimentos casher y así predisponerlos para la santidad y la pureza como dignos hijos de Israel, y quienes los vean reconozcan en ellos la simiente bendita por D-os.

< <Halajá anterior

Pregunta al Rav