Halajá para jueves 5 Tammuz 5784 11 julio 2024              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 5 Tammuz 5784 11 julio 2024

Categoría: General


EL PRIMOGENITO QUE NO FUE RESCATADO

Pregunta: Soy primogénito y “baal teshuba” –retornante a la observancia de los preceptos- y mis padres, que están muy alejados de la vida religiosa no me realizaron el “pidion haben” o sea el precepto de rescatar al primogénito a los treinta días de haber nacido ¿cómo debo proceder?

Respuesta: Está dicho en la Torá: Santificarás para Mi todo primogénito entre los hijos de Israel, aquel que abra el vientre materno, tanto del hombre como del animal Mío será. Y será cuando te pregunte tu hijo mañana ¿qué es esto? Y le dirás a él, con mano fuerte nos sacó el Eterno de Egipto, de la casa de esclavos. Y fue cuando endureció el Faraón su corazón y no nos envió, mató D-os a todos los primogénitos de la tierra de Egipto, desde el primogénito del hombre hasta el primogénito del animal. Por ello, yo ofrezco a D-os todos los primogénitos varones, y los primogénitos de mis hijos ofreceré. (Shemot 13)

Y está dicho en la Torá también: Sin embargo rescatar rrescatarás todo primogénito  humano. Y su rescate se realizará a partir del –de haber nacido- El valor de cinco ciclos, ciclos de la santidad (Bemidbar 18)

En estos versículos se nos encomienda el precepto de rescatar al primogénito que nace de una madre que no haya parido ni haya aboratado previamente y que nace, este primogénito de parto normal, no cesárea. El padre del niño debe rescatarlo con el cohen.

Por lo tanto, la persona a la que le nace un hijo primogénito debe dirigirse a un cohen y rescatar a su hijo entregándole el valor de cinco ciclos de plata (aprox. cien gramos de plata pura) y así el niño pasa del pder del sacerdote al poder de padre. Todo se realiza según aparece en los libros de oraciones y a este procedimiento se denomina Pidión Habén.

Con respecto a la pregunta que nos ocupa. Escribe el Rashb”a (responsas tomo 2 cap. 321) que aún cuando el padre haya actuado negligentemente y no rerscató a su hijo, puede hacerlo a cualquier edad y tiene prioridad para realizar este precepto que, según la Torá le compete directamente.

Si el padre no está interesado en rescatar a su hijo este debe hacerlo personalmente. Y escribe nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l (Yebia Omar tomo 7 cap. 21) que en este caso debe el joven prounciar la bendición de “sheejeianu”.

< <Halajá anterior