Halajá para jueves 24 Iyar 5781 6 mayo 2021              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 24 Iyar 5781 6 mayo 2021

Categoría: Caridad


CARIDAD PARA LA SANACIÓN DE UN HIJO

Pregunta: Es correcto dar caridad –tzedaka- para la sanación de un pariente etc. o eso se considera realizar una acción sagrada con un interés personal, lo cual no es correcto?

Respuesta: El Talmud (Pesajim 8ª) afirma que la persona que entrega una suma a caridad y pide que dicho mérito sirva para que su hijo obtenga una pronta mejoría, es considerado un hombre justo. Esto significa que la persona aún cuando condiciona su caridad a un interés personal, ello no invalida su acto generoso, pues de todas formas lo realiza y simplemente pide que el mérito de dicho acto ayude en la sanación de hijo, por lo que su acto de caridad es considerado meritorio de todas maneras.

Y así lo explica Rash”i (Pesajim Ib.) quien escribe que por pedir que su caridad sirva para la sanación de su hijo no se invalida y pasa a considerarse un acto desprovisto de intención sagrada, pues de todas formas realiza la tzedaka y por lo tanto el gran mérito de ayudar al prójimo se le atribuye.

De este párrafo del Talmud aprende nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l, que toda acción de mitzva aún cuando conlleva una intención personal, se considera un acto meritorio. Por ejemplo la persona que come los manjares de Shabbat para honrar el día sagrado pero también disfruta de los mismos, de todas maneras ello se considera una acción sagrada. Y así lo escriben otras numerosas autoridades halájicas.

De lo anterior inferimos implicancias halájicas de suma importancias. Por ej. con respecto al precepto de “ybbum”, o sea la obligación de desposar a la esposa del hermano fallecido que no dejó hijos, para perpetrar una descendencia en su nombre. El Talmud (Yebamot 39b) afirma en nombre de Aba Shaul –sabio talmúdico de las primeras generaciones tanaítas- que si la persona posee alguna intención personal, por ej. si desea desposar a su cuñada por su belleza o por su dinero, no puede cumplir con este precepto ya que el mismo requiere realizarse totalmente “leshem shamaim” –con intención de cumplir el precepto exclusivamente-. Y es común (ocurrió en las últimas generaciones) que el hermano del fallecido declara que no posee un intención exclusiva de cumplir con el precepto de perpetrar la memoria de su hermano fallecido, por lo que se debería analizar la viabilidad de llevar a cabo este precepto. Sin embargo según lo que citamos más arriba aún cuando su intención no es exclusivamente cumplir con el precepto de “ybbum” según lo prescribe la Torá –dar continuidad a la memoria del hermano fallecido sin hijos-, se considera un acto válido y le aconsejamos que debe realizarlo como lo legisla Maran en el Shuljan Aruj.

En conclusión, la persona que da caridad para que se cure su hijo o realiza cualquier precepto con alguna intención personal adicional, de todas formas se considera una acción loable y un precepto válido. Aún así, si puede cumplir con los precepto sólo con la intención de cumplir la voluntad del Eterno, se considera el ideal de la observancia y recaerá sobre él la bendición de los cielos.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav