Halajá para jueves 17 Sivan 5782 16 junio 2022              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 17 Sivan 5782 16 junio 2022

Categoría: General


TALADO DE UN ARBOL PARA CONTRUIR EN SU LUGAR

Hemos visto anteriormente que la Torá prohíbe la destrucción o talado de árboles frutales, y esto se permite sólo en ciertos casos como por ej. si el valor de la madera que se obtiene del árbol es superior al producto de su fruto. Veremos ahora si talar un árbol para utilizar el espacio del mismo para construir es considerado un acto destructivo o no.

Escribe el Ro”sh (en su comentario sobre el Talmud Baba Kama 91ª) que si necesita talar el árbol para construir en el lugar donde crece el mismo, puede hacerlo y no se considera esto una trasgresión. Adhiere a esta opinión su alumno Rabenu Yerujam (sendero 31 parte 2).

Escribe nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l (Yebia Omer tomo 5 cap. 12) que se infiere de lo escrito por esta autoridades que en caso de necesitar el lugar para construir puede talarlos totalmente, lo cual supone un dictamen innovador ya que del citado Talmud se concluye que sólo si el árbol mismo posee valor se lo puede talar, sin embargo de lo legislado por el Ro”sh y Rabenu Yerujam se desprende que incluso si destruye totalmente el árbol aún así está permitido si necesita el lugar y no se incluye este acto en la prohibición de “no destruirás”.

Y aún cuando algunas autoridades posteriores divergieron de este dictamen del Ro”sh, como por ej. la obra Bet Ya´acob, escribe nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l que el Hid”a rebatió todos sus argumentos y trajo numerosas pruebas que confirma el dictamen del Ro”sh.

Por ello, dictamina Rabí Ovadia z”l que en caso de mediar la necesidad de ampliar la vivienda, está permitido talar el árbol frutal para utilizar su espacio y extender la construcción. Sin embargo, esto está permitido sólo si utilizará el espacio para ampliar la construcción ya que el espacio actual no es suficiente, pero si desea talar el árbol frutal simplemente para mejorar la estética o alterar la decoración del lugar, está prohibido hacerlo. Esto podría hacerse sólo en caso de que se trate de un árbol que no produce frutos.

Todo lo anterior, se refiere exclusivamente a lo estrictamente halájico, sin embargo, Rabí Ya´acob Emdim z”l en su obra Shu”T Ya´abetz escribe que existe un peligro real si se tala un árbol frutal aún en el caso en que halájicamente esté permitido hacerlo. Cita al respecto el Talmud (Baba Kama 91ª) que relata sobre Rabí Haniná, quien atribuyó la muerte de su hijo Shibjat, quien era un joven piadoso y observante, al haber talado una joven datilera. Por supuesto Rabí Hanina actuó en forma permitida, y aún así su hijo falleció joven. De esto inferimos que existe un peligro real en talar árboles frutales aún si lo mismo se realiza con autorización halájica. De todas formas, es una actitud piadosa evitar la tala de árboles frutales incluso en casos permitidos.

Y aún cuando algunas autoridades halájicas posteriores rechazaron esta opinión del Rabí Ya´acob Emdin z”l y sostienen que en caso de autorización halájica no existe peligro en la tala de un árbol frutal, escribe Rabenu Yehuda Hasid z”l que no se deben talar árboles frutales, lo cual puede interpretarse incluso si lo hace en forma permitida. Y a los efectos halájicos si se tiene que tener el cuenta la opinión de Rabí Yehuda Hasid en sus encomiendas o no es un tema que trataremos oportunamente.

Y aún cuando Rabí Ovadia Yosef,z”l, dictamina que está permitido talar un árbol frutal para ampliar una vivienda, es apropiado contratar un gentil para hacer y no realizarlo personalmente.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav