Halajá paramartes 18 Elul 5780 septiembre 7 2020

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

EXPIACIÓN DE LOS PECADOS

Estudiamos en el Talmud (Yoma 86ª): Existe cuatro clases de expiaciones, o sea que existen cuatro tipos de trasgresiones las cuales poseen paralelamente una expiación.

Si ha trasgredido un precepto positivo, no se mueve de su lugar hasta ser perdonado. Significa, que la persona que dejó de observar un precepto positivo, como pronunciar el kiddush la noche del Shabbat, recitar Shemá Israel, etc. y se arrepiente real y sentidamente de dicha falta, la misma es disculpada inmediatamente, como está escrito: Retornad hijos rebeldes y Yo curaré vuestra rebeldía.

Si hubiese trasgredido un precepto negativo, por ej. comió un fruto o verdura que debe revisarse de gusanos, etc. y no lo hizo y se arrepiente en forma genuina, su Teshuba permanece pendiente hasta el día de Quipur en que estos pecados son expiados, como está escrito: Pues en este día expiaréis todos vuestros pecados.

En caso de haber cometido pecados más grave, aquellos que son eventualmente penados con la pena capital o el exterminio espiritual, como la trasgresión del Shabbat, la pureza familiar, etc. la Teshuba y el mismo día de Quipur dejan pendiente estos pecados, y los sufrimientos que le serán destinados culminarán por expiarlos.

Por último, hallamos el pecado que sólo la muerte puede expiar, aquel que profana la honra divina.

De todas formas estas clasificaciones son genéricas, pues por ejemplo el caso de los preceptos positivos los cuales hemos dicho que la Teshuba es suficiente para expiarlos, no lo es sin embargo en todos los casos, pues si la persona reincide en su trasgresión del precepto positivo esta trasgresión reviste la gravedad de un pecado de pena capital o exterminio espiritual el cual sólo es expiado con los sufrimientos.

Asimismo lo que afirmamos en cuanto a que el pecado de profanar la honra divina no se expía sino con la muerte, no es absoluto pues si la persona logra glorificar el nombre de D-os tras haberlo profanado su pecado se aliviana y la gravedad de su trasgresión se ve disminuida. (en la obra Caf Hayim leyes sobre Rosh Hodesh se citan las acciones expiatorias para esta trasgresión)

De lo anterior resulta que muchas personas sólo pueden expiar sus trasgresiones por medio de los sufrimientos que les destinen de los cielos, como está escrito: Y recordaré con la vara vuestra rebeldía y con calamidades vuestros pecados.

En realidad, en los escritos de los grandes maestros de la ética y la Cabalá encontramos las formas de expiación de las trasgresiones para que la persona pueda absolverse totalmente. Como ejemplo de esto podemos citar la obra Reshit Hojma de Rabí Eliahu de Vidas z”l (s. XVII) quien es sumamente estricto con los pecadores y exige de estos numerosos ayunos o inmersión en agua congelada para poder expiar los pecados. Y esto se debía al conocimiento profundo y real que poseían dichos maestros de la gravedad de cada pecado y la forma de absolverlos. Sin embargo, con el correr de los tiempos los hombres se debilitaron en su naturaleza y ya no pueden realizar todos estos ayunos, por lo que es necesario desistir de dichas prácticas.

Más contemporáneamente se erigió la figura de Rabí Yosef Hayim z”l de Bagdad (autor del Ben Ish Hay) quien redactó la obra Lashon Hajamim en la que pormenoriza las distintas formas de expiar los pecados y lo hace con un profundo e incomparable conocimiento de la trascendencia de los pecados. El fue mucho más condescendiente, sin embargo requiere asimismo numerosos ayunos para concretar la expiación la cual en ocasiones puede sumar cientos de ayunos, hecho que en la actualidad se torna imposible.

De hecho en la actualidad, podemos observar cómo en una sola generación una gran debilidad se apoderó de nosotros. Pues no hace más de treinta años el gran sabio y piadoso Rabí Reuben Sharabani z”l ayunaba de continuo desde la salida del Shabbat hasta la llegada del próximo Shabbat período en el que sólo estudiaba Torá y aún así continuaba con su vida en forma natural. También el famoso cabalista Baba Sali z”l (Rabí Israel Abujatzira z”l) procedía de la misma forma y obviamente hoy no podemos sostenernos con dicha conducta.

Ateniéndose a esto, uno de los grandes sabios y cabalistas de Jerusalén, Rabí Itzjak Alfie z”l instituyó un orden de ayunos del habla. El difundió el conocimiento de que cada ayuno verbal –ta´anit dibbur- que la persona realiza, o se permanece por veinticuatro horas en silencio y sólo habla cuestiones de Torá, esta actitud le vale al hombre por varios ayunos físicos.

Por ello es sumamente apropiado y meritorio que la persona destine alguno de estos días al ayuno verbal y sólo pronuncie palabras de Torá durante el día y así podrá sumar gran mérito para su expiación personal.

Y por sobre todo hallamos que el estudio de la Torá expía los pecados, y en numerosas ocasiones fuimos testigos de cómo nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l, le sugirió a personas que se acercaron a él para que les enseñe el camino de la expiación de los pecados, que estudien las leyes referentes al precepto que trasgredieron, por ej. si trasgredieron el Shabbat deben estudiar detalladamente las leyes que corresponden al mismo y de esta forma expiará su falta y evitará los sufrimientos que esta eventualmente puede provocarle y se acercará al Eterno.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

Washing One’s Hands in the Morning

When one awakens in the morning from one’s sleep, one must wash one’s hands and recite the blessing, “Baruch Ata Hashem Elokeinu Melech Ha’Olam Asher Kideshanu Bemitzvotav Vetzivanu Al Netilat Yadayim” (this law is discussed in Berachot 60b). The order of this washing i......

Para la lectura de la Halajá

Question: If one wakes up in the middle of the night and would like to drink a glass of water, must one first wash one’s hands before reciting the blessing on the water?

Answer: In the previous Halacha we have discussed the general obligation of washing one’s hands (Netilat Yadayim) and we briefly discussed the reasons for this Mitzvah. Two of these reasons are: Firstly, the reason quoted by the holy Zohar which states that when one goes to sleep, one’s ......

Para la lectura de la Halajá

The Torah is in the Hands of the Jewish Nation

Our Sages teach us in the Gemara (Berachot 5a) that Hashem does not conduct himself like human beings, for when a human being sells an object to another, the seller is upset about the loss of the object he was forced to sell and the buyer is happy about the acquisition of his new purchase. On the ot......

Para la lectura de la Halajá

The Customary Order of the Night of Shavuot

The Source for the Order of the Night of Shavuot The widespread custom among the entire Jewish nation is to stay awake the entire night of Shavuot and immerse one’s self in Torah study until dawn. Indeed, the holy Zohar states: “The earlier righteous individuals would not sleep on this ......

Para la lectura de la Halajá


Blessings of Enjoyment and Keri’at Shema on the Night of Shavuot

In the previous Halacha, we have discussed the order of learning for the night of Shavuot during which it is customary to remain awake all night and study Torah. Reading the Order of the “Keri’eh Mo’ed” Let us first discuss that which we have mentioned that it is proper t......

Para la lectura de la Halajá

The Mitzvah of Counting the Omer

The Torah states (Vayikra 21, 15): “And you shall count for yourselves, from the day following the Shabbat, from the day the waved Omer offering is brought, seven complete weeks shall they be.” Our Sages (Menachot 65b) have a tradition that the “day following the Shabbat” ref......

Para la lectura de la Halajá

Praying Repeatedly-A Spark of Ruach Ha’Kodesh

Question: Is it correct for one to plead and beseech Hashem for the same thing every single day or is it more proper to pray for a certain matter only several times and if one sees that one has not been answered, one should cease praying for that specific matter? Answer: The Gemara (Berachot 32b)......

Para la lectura de la Halajá

Donating Tzedakah (Charity) in Order for One’s Son to Recover From an Illness

Question: Is it permissible to donate a sum of money to charity in the merit of which someone should become healed or for any other personal request or is it improper to do this since the Mitzvah is not being performed for the sake of Heaven, rather, for one’s personal purposes? Answer: The......

Para la lectura de la Halajá