Halajá para lunes 6 Adar 5782 7 febrero 2022

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

PRONUNCIACIÓN DEL NOMBRE DIVINO

El Talmud (Sanedrín 90ª) enseña: Aquel que pronuncia el nombre divino explícitamente, no posee parte en el mundo venidero. Escribe sobre esto Rabbenu Hayim Vital z”l (s. XV) que se refiere a la pronunciación del nombre divino según se escribe en hebreo (cuatro letras a saber: yod, he, vav, vav), el cual está prohibido pronunciar incluso dentro de la plegaria o en las bendiciones, por lo que es preciso utilizar la pronunciación A-donay la cual habitualmente utilizamos para referirnos al nombre inefable (de hecho está asimismo prohibido pronunciar este nombre A-donay innecesariamente sino a los efectos de la plegaria o las bendiciones, etc.)

Agrega sobre lo anterior Rabbenu Haar”i z”l, que así como está prohibido pronunciar el nombre inefable según aparece escrito, está prohibido pronunciar en forma seguida las cuatro letras que lo componen (o sea la letra yod, y la he, la vav y la letra he), pues también de esa forma se trasgrede la prohibición de pronunciar el nombre divino y quien lo hace aún de esa forma pierde su parte en el mundo por venir. Comenta sobre esto el Hid”a (Rabí Hayim Yosef David Azulay z”l s. XVIII) que lo mismo se considera una profanación de la santidad del nombre divino y una irreverencia a la grandeza de Su nombre, como ocurre similarmente con el nombre de los padres, a quienes los hijos tienen prohibido llamar por su nombre. Lo mismo ocurre con el nombre del Padre celestial, en cuyo caso la prohibición reviste mayor gravedad y por lo tanto está prohibido pronunciar incluso el deletreado de Su nombre, pues en el caso de los padres no se prohíbe deletrear su nombre. Enseña Rabbenu Haar”i z”l que el deletreado del nombre divino es más grave que incluso que la pronunciación íntegra de éste como aparece escrito.

Por lo tanto, escriben los comentaristas que incluso en el texto del Leshem Yhud (declaración que se pronuncia previo a las bendiciones o el cumplimiento de los preceptos haciendo referencia a que lo mismo se hace en nombre de D-os) que aparece en los libros de oraciones , se debe pronunciar el deletreado del nombre divino como yod, ke….. y no pronunciar la letra he según aparece en el nombre inefable pues esto se consideraría una pronunciación explícita del nombre divino, según lo afirmara el Haar”i z”l, arriba mencionado.

Existe una discusión entre las autoridades rabínicas sobre la pronunciación del nombre A-donay si se incluye en la prohibición de pronunciar el nombre divino o no. Rabbí Ovadia Yosef, z”l, dictamina que en principio se puede asumir la opinión del Radba”z (s. XV) quien lo autoriza, aunque se generalizó la opinión de los Tosafot (Sucá 5ª) quienes prohíben la pronunciación incluso del nombre A-donay, y quien se abstiene de hacerlo convoca sobre sí la bendición divina.

Agrega Rabí Ovadia Yosef, z”l, que incluso respecto a la pronunciación del nombre inefable es posible asumir una postura más flexible. Por ello, en las mañanas, en el texto de la plegaria que reza Abaye, hava mesader seder hamaarajá… de cuyo acróstico surge el nombre divino de ser pronunciado sin interrupción, de todas formas no está prohibido hacerlo aún cuando aparenta una pronunciación del nombre inefable. De todas formas, es apropiado hacer un paréntesis entre la palabra Abaye y la palabra hava.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

COMO SE REALIZA LA TEBILAT KELIM

Se debe evitar la ”jatzitza” al sumergir el utensilio en la mikva. Jatzitza es todo elemento que evita el contacto directo del agua con el objeto. Por eso, no se debe asir el objeto que se sumerge fuertemente pues se estaría evitando que el agua haga contacto con el mismo en el lu......

Para la lectura de la Halajá

LECTURA DE TEHILIM EN LAS NOCHES

Pregunta: ¿Está permitido leer versículos del Tanaj o Tehilim –Salmos- en las noches, o existe alguna prohibición al respecto en los escritos de la Kabbalá? ¿Existe alguna consideración si la lectura se efectúa pa......

Para la lectura de la Halajá

EDUCACIÓN TEMPRANA

En entregas anteriores vimos que la prohibición de destruir un árbol se hace extensiva a la destrucción de objetos, prendas, alimentos, etc. lo cual es legislado por el Ramba”m quien, según el Rab Hamguid –uno de sus comentaristas- considera estas prohibicione......

Para la lectura de la Halajá

TEBILAT KELIM EN LOS CAFES

Pregunta: La persona que es invitada a casa de un amigo y este no cumple con el precepto de tebilat kelim, o desea tomar un café en un bar, puede hacerlo aun cuando los utensilios en estos casos no fueron sumergido en una mikva? Respuesta: como vimos anteriormente, todos los utensilios de ......

Para la lectura de la Halajá


SALADO DE VERDURAS EN SHABBAT

En la entrega anterior escribimos sobre la prohibición de hacer encurtidos en Shabbat, es decir sumergir alimentos en salmuera o vinagre para prepararlos, pues esto se considera como una cocción en Shabbat. De allí que surge la prohibición de salar alimentos como cebol......

Para la lectura de la Halajá

COMIDA FESTIVA –YOM TOB-

El día de Shabuot es necesario dividirlo, dedicando mitad del tiempo a la sinagoga, plegarias y estudio, y mitad del tiempo a las comidas festivas junto a la familia, como estudia el Talmud (Betza 15): Enseña Rabí Yehoshua, mitad será para ustedes y mitad para D-os. Y ......

Para la lectura de la Halajá

MOTZI – MATZA

La matza con la que es apropiado cumplir el precepto la noche de Pesaj es la denominada “matza shemura” o sea controlada desde el mismo momento en que se segó el trigo que no tome contacto con el agua. Asimismo, esta matza debe ser realizada a mano para que la misma se realice con......

Para la lectura de la Halajá

TALADO DE UN ARBOL PARA CONTRUIR EN SU LUGAR

Hemos visto anteriormente que la Torá prohíbe la destrucción o talado de árboles frutales, y esto se permite sólo en ciertos casos como por ej. si el valor de la madera que se obtiene del árbol es superior al producto de su fruto. Veremos ahora si talar un &......

Para la lectura de la Halajá