Halajá para lunes 21 Kislev 5781 7 diciembre 2020

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

EL HUESPED EN JANUCÁ

La persona que se halla de viaje en Janucá y su esposa e hijos no enciende en su casa pues lo acompañan en el viaje, de hospedarse en casa de una persona a la que le paga por el hospedaje y la comida, etc. debe asociarse con el dueño de casa en el encendido de las velas abonando una suma por el aceite necesario para el encendido o por las velas, etc. o si el dueño de casa le regala una parte del aceite, que debe agregar en nombre del huésped, y de esta manera cumple con el precepto por medio del encendido del dueño de casa. En el caso que su esposa o hijos se hallan en su casa y encienden las velas de Janucá allí, lo incluyen en el precepto y por lo tanto no necesita asociarse con el dueño de casa. Pues, como ya aclaramos anteriormente, el precepto del encendido incluye al hombre y a los integrantes de la casa y no se requiere estar presente en el momento del encendido para cumplir con el mismo. Sin embargo, según la costumbre ashkenazí en la que cada persona realiza su propio encendido hay opiniones que sostienen que es adecuado que encienda allí donde se encuentra, en tanto que otras autoridades sostienen que no necesita hacerlo. A los efectos halájicos, escribe Rabí David Yosef, Shlit”a, que aún cuando es apropiado en este caso que no realice el encendido, si desea excluirse del encendido que realizan en su casa, condicionándolo mentalmente, podrá hacerlo y en este caso podrá encender por sí mismo las luminarias de Janucá. Incluso si desea pronunciar las bendiciones tiene en quien apoyarse. 

Según la costumbre sefaradita, el hombre se exime con el encendido que realizan en su casa y por lo tanto no puede encender sus propias velas.

Si se halla hospedado en casa de un compañero y no abona por los gastos de hospedaje y comida, etc. como habitualmente ocurre con los huéspedes en la actualidad, hay opiniones que sostienen que se halla incluido en el encendido del dueño de casa y no necesita asociarse al mismo abonando una parte del aceite, etc. como vimos más arriba. De todas formas, escribe Rabí David Yosef, Shlit”a que será apropiado asociarse con el dueño de casa abonando simbólicamente una parte del aceite del encendido aún cuando no pague por el hospedaje. Según la costumbre ashkenazí, en este caso podrá excluirse mentalmente del encendido que realiza el dueño de casa y encender sus propias velas.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

ORDEN RITUAL DE LA NOCHE DE ROSH HASHANA

Las dos noches de Rosh Hashana es costumbre comer alimentos que simbolizan buenos designios para Israel. Por ello se come Rubia o lubia en árabe, zapallo –calabaza dulce-, dátiles, acelga, puerro, cabeza de cordero, manzana y miel. Ya hemos escrito oportunamente, que la perso......

Para la lectura de la Halajá

SOBRE LA SANTIDAD DE LOS FRUTOS EN EL AÑO SHEVIIT

Como vimos anteriormente en las entregas que precedieron, los frutos que crecen durante el año sheviit, este año 5782, poseen una santidad especial, incluso si se los exporta fuera de Israel. Por ello los etroguim que saldrán de Israel el año próximo deben cuidarse......

Para la lectura de la Halajá

TIEMPO DE LLUVIAS

Comenzamos a citar el párrafo “Mashib Haruaj…” en la plegaria de Musaf (adicional) de la festividad de Simjat Torá (shemini atzeret, fuera de Israel). No se trata de un pedido formal por las lluvias sino de una alabanza al Creador, por ello se denomina en el lenguaje......

Para la lectura de la Halajá

COSAS QUE PROVOCAN OLVIDO

El Talmud (Horaiot 12) afirma, cinco cosas provocan el olvido de lo estudiado, el que come un alimento del que probó un ratón o un gato, el que come el corazón del animal, quien suele consumir aceitunas, quien bebe el agua sobrante de un lavado, quien lava sus pies uno encima de......

Para la lectura de la Halajá


OBSERVAR EL ARCOIRIS

Dice el Talmud: Aquel que observa el arcoíris se debilitan sus ojos, pues está escrito: Así como la claridad del arcoíris en las nubes, es la apariencia de la presencia divina (Ezequiel 1). Por ello es que el Talmud determina que no se debe observar el arcoíris, pu......

Para la lectura de la Halajá

EL SHOFAR

Es un precepto de la Torá oír los sonidos del Shofar el día de Rosh Hashana, como está escrito: Día de Teruá será para ustedes. A partir de que se oyen las bendiciones correspondientes está absolutamente prohibido hablar hasta que finalicen ......

Para la lectura de la Halajá

SI ES PRECISO BENDECIR AL PROBAR LA COMIDA

Como vimos en distintas ocasiones, con respecto a la bendición sobre los alimentos que pronunciamos previo a consumirlos, aún cuando se come una mínima cantidad se debe pronunciar la bendición ya que está prohibido obtener provecho alguno de este mundo sin recitar ......

Para la lectura de la Halajá

MACETAS DENTRO DE LA CASA

Como vimos anteriormente, las prohibiciones de trabajar la tierra durante el año sheviit aplican incluso a las macetas conectadas, según la Torá, a la tierra por medio de huecos. A continuación, veremos sobre esta prohibición referida a las macetas que se hallan......

Para la lectura de la Halajá