Halajá para jueves 8 Nissan 5780 2 abril 2020              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 8 Nissan 5780 2 abril 2020

Categoría: Pesaj


HESEBA -Inclinación- - SOBRE LA CUARENTENA

En la situación en que estamos viviendo debido a la pandemia del corona, muchos se preguntan por qué D-os nos castiga de esta manera, qué tipo de pecado pudo acarrear tales consecuencias, de las cuales la más inmediata es el encierro al que debemos someternos.

Lamentablemente en la actualidad no disponemos de los grandes rabinos que podían indicarnos a ciencia cierta los motivos de un castigo divino. Sin embargo, es nuestra obligación tratar de recapacitar y analizar cuales son los motivos que nos llevaron al estado actual.

Tanto el midrash como el Talmud nos advierten sobre la consecuencia del lashon hará -la maledicencia- que, como vimos en el caso de Guehazí, sirviente del profeta Elisha, sufrió de lepra debido al lashon hará que habló. Afecciones que conllevan una cuarentena y alejamiento de la sociedad.

Es probable que también el confinamiento al que nos hallamos sometidos pueda deberse a pecados que ameritan el castigo del “nidduy”, o sea la confinación o apartamiento de la comunidad, como es el caso de los pensamientos libidinosos (ver Talmud Nidda 13)

El remedio a esta situación es la teshubá y la teiflá, la plegaria sentida y profunda ante D-os. Como relata el Talmud (Berajot y Taanit 19) Sobre Rabí Shimon Bar Yohai quien le mandó decir a Honi, el hacedor de círculos, de no ser quien eres te hubiese decretado un anatema, pero que puedo hacer si tu oras con tal profundidad ante el Eterno, como un hijo lo hace ante su padre y El oye tus plegarias.

O sea que la plegaria sentida y realizada con emoción es oída por el Eterno y El acude en nuestra ayuda y nos rescata de la reclusión. También la caridad a los estudiosos de la Torá posee esta característica, como vemos en el Talmud (Pesahim 53), donde relata que Tudos, hombre de Roma evitó el anatema debido a la caridad que ejercía con los estudiosos.

D-os nos proteja de todo mal al pueblo de Israel y al mundo entero, Amén.

-----------------------
HESEBA -Inclinación-

El Talmud (Pesajim 108) enseña que ciertas cosas esta noche deben consumirse con “hesebá”, o sea inclinados hacia el lado izquierdo. Y así dijeron en el midrash, ´´ y condujo dio al pueblo por medio del desierto mar rojo y armados subieron los hijos de Israel de la tierra de Egipto, que los condujo dios bendito inclinados como hijos de reyes´´. Y de aquí un indicio para ello de inclinarse en la noche de pesaj. Y el rambam (cap. 7 inc. 6) escribió, ´´en cada generación y generación esta la persona obligado a demostrarse asimismo como si fuera que el mismo salió ahora de la esclavitud de Egipto, que fue dicho ´´y a nosotros nos sacó de allá´´, y sobre esto ordeno dios bendito en la tora que esta dicho ´´y recordaras porque esclavo fuiste´´, diciendo, como si fuera que tú mismo fuistes esclavo y saliste pera la libertad. Por ello cuando cena la persona en esta noche, es necesario comer y tomar cuando se inclina como lo hacen los libres, y cada uno y uno, tanto hombres como mujeres, están obligados de tomar esta noche cuatro copas de vino. ´´

Y más escribió el Rambam (cap. 7 inc. 8), ¿y cuando necesitamos inclinarnos? En el momento que se come cazait matza, y al beber los cuatro vasos. Diciendo, hay que inclinarse en la noche seder en el momento que se come la matza, y en el momento que se come corej (que también se come con la matza), y así cundo se come el aficoman. Y fuera de esto hay que inclinarse en la toma de los cuatro vasos.

¿Como nos inclinamos?
Con respecto a la inclinación se debe inclinar tanto el cuerpo como la cabeza hacia el lado izquierdo, (con inclinación verdadera), y comer y beber de esta manera.

No obstante, el gran rabino Ben Tzion Ava Shaul tz´´l, enseñaba siempre que hay que inclinarse asimismo 45 grados hacia lado izquierdo. Y así se acostumbraron sus alumnos. Sin embargo, no hay quees esto necesario, y también el gran rabino Ovadia Iosef tz´´l no solía hacerlo de esa manera sino, se inclinaba hacia lado izquierdo y basta con ello.

Que la inclinación sea cómoda.
En generaciones pasadas, se solía practicar la hesebá en forma sumamente cómoda, sobre almohadones, etc. Hoy, esto no es muy usual durante el año y en algunos casos se inclinan unos en las sillas de los otros, lo cual no es muy cómodo. Sobre esta situación escriben algunas autoridades rabínicas para analizar si se cumple con este precepto de hesebá si la misma no es muy cómoda.

Rab. Pinhas Shainberg z”l y otras autoridades escribieron que no se cumple con la hesebá si la misma no es cómoda, pues la idea de mostrar libertad se expresa sólo si se siente e inclina con comodidad, por lo que de no hacerlo así debe repetir la comida o bebida correspondiente. Sin embargo, nuestro maestro Rabí Itzjak Yosef Shlit”a escribe (Yalkut Yosef tomo 3 folio 114) que de todas formas se cumple con el precepto al mostrar inclinación pues se está llevando a cabo la orden de nuestros sabios.

De todas formas, en principio cada quien debe preparar un silla apropiada, si es posible con apoyabrazo para poder inclinarse de manera de mostrar realmente libertad y comodidad.

< <Halajá anterior

Pregunta al Rav