Halajá para miércoles 12 Shevat 5770 27 enero 2010              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 12 Shevat 5770 27 enero 2010

Categoría: General


COSTUMBRES DE TUBISHBAT

Está prohibido ayunar el día de Tubishbat. En ciertas comunidades acostumbran llevar a cabo un estudio la noche de Tubishbat en el que leen párrafos de la Mishna y el Zohar relacionados a este día. El gran erudito Rabí Ya´acob Rokaj z”l redactó un libro dedicado a Tubishbat llamado Peri Etz Hadar. Escribe nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, Shlit”a, que es necesario tratar de comprender en la medida de lo posible lo que se estudia y no sólo leerlo. Especialmente se deben estudiar las halajot relacionadas con este día como las leyes sobre Terumot –ofrendas del producto de la tierra- Ma´aserot –diezmo de este mismo producto- tratando de comprender lo que se estudia, pues si se lee en forma superficial sin comprender el contenido, lo mismo no es considerado un estudio, a excepción de la lectura del sagrado Zohar que aún cuando no se comprenda es considerado un estudio elevado.

Es costumbre consumir todo tipo de frutos del árbol la noche de Tubishbat para demostrar que se trata del  Rosh Hashana de los árboles. Esta costumbre es citada por algunas autoridades cabalísticas y se trata de una costumbre muy apropiada.

Este año 5770, Tubishbat acontece en Shabbat –el próximo- y hay quienes acostumbran servir los frutos sobre los que bendecirán en honor a la fecha después del kiddush, antes de la Netilat Yadaim –lavado ritual de manos- para la comida. Sin embargo, escribe Rabi Ovadia Yosef, Shlit”a, que este proceder es dudoso ya que hay divergencia rabínica respecto a si es necesario pronunciar la bendición final de los frutos o  el Bircat Hamazon –bendición final del pan- al finalizar la comida los exime; por lo tanto, lo ideal es servir los frutos al finalizar la comida, previo al Bircat Hamazon pues entonces indudablemente se incluyen en dicha bendición final. De todas formas, si por error ya hubiesen bendecido el Bircat Hamazon se podrán servir los frutos posteriormente para bendecir sobre los mismos, pero en principio no debe esperarse hasta después del Bircat Hamazon para servirlos pues entonces se debe pronunciar la bendición final de los frutos y por lo tanto se estaría provocando una bendición innecesaria, pues el Bircat Hamazon la hubiese eximido. Si sirven aceitunas condimentadas en medio de la comida, antes del Bircat Hamazon, no es apropiado pronunciar la bendición de Peri Haetz sobre las mismas sino hacerlo sobre otro fruto.

Los frutos que habitualmente contienen gusanos deben revisarse antes de ser consumidos, y es necesario ser sumamente meticuloso en esta revisión ya que se trata de una prohibición muy grave que incluye cinco transgresiones simultáneas (ver Talmud Pesajím 24ª) e impurifica el alma y se obstruye la percepción de lo divino obstaculizándose el servicio a D-os. Ya escribió el gran erudito Rabí Hizquia da Silva z”l en su obra Peri Hadash una reprimenda para aquellos oradores que se extienden en los comentarios hagádicos, etc. y no amonestan al  pueblo sobre la prohibición del consumo de gusanos e insectos lo cual es sumamente grave.

Hay que poner especial atención en los frutos de temporada que aparecen en Tubishbat, por ejemplo frutos secos como higos y dátiles, que como es sabido de hecho contienen gusanos y su revisión es sumamente complicada. Incluso algunos sabios instituyeron una prohibición sobre el consumo de estos frutos debido a la dificultad en revisarlos. Por lo tanto, es una sagrada obligación dedicar especial atención a esta revisión y así se convocará la bendición celestial.

Sobre los frutos nuevos, o sea aquellos que todavía no se han probado en esta temporada, es preciso pronunciar la bendición de Sheeheyanu Vekiyemanu Vehiguianu Lazeman Haze. Se debe preceder la bendición del fruto Boré Peri Haetz, a la bendición de Sheejayianu, debido a la regla que establece que lo frecuente debe preceder a lo infrecuente –taddir vesheeno taddir, taddir kodem, por lo tanto la bendición del fruto precede a la de Sheejeyanu que es menos frecuente.

Si posee dos frutos nuevos bendecirá una sola vez Sheeheyanu; esto aplica si ambos frutos se hallan frente a él, si el otro fruto no estaba ante él en el momento de la bendición de Sheeheyanu, deberá pronunciarla nuevamente.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav