Halajá para jueves 13 Tishrei 5781 1 octubre 2020              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 13 Tishrei 5781 1 octubre 2020

Categoría: Sucot


SOBRE EL PRECEPTO DE COMER EN LA SUCÁ

Es un precepto de la Torá comer un “cazait” (27 grs.) de pan la primera noche de Sucot dentro de la Sucá (ver Talmud Sucá 27ª).

Este cazait de pan debe ser consumido en un tiempo máximo de 4 a 5 minutos. Eventualmente, si lo consume en un lapso de siete minutos y medio cumplirá con el precepto. Estas mismas condiciones aplican al consumo de matza la primera noche de Pesaj, pues todos los preceptos que requieren comer, como en este caso el pan, debe consumirse el mismo en la cantidad que la Torá determina, “cazait” y en el tiempo máximo de 4 o 5 minutos para que la comida sea considerada una sola consumición y no varias comidas separadas.

Está escrito en la Torá Y en Sucot habitaréis siete días, comentan nuestros sabios que la expresión “habitaréis” hace referencia a que la persona debe permanecer durante estos siete días festivos en la Sucá así como permanece en su casa. Por lo tanto, si alguna situación perturba su tranquilidad, por ej. si llueve, se apagó la luz en la Sucá o llega a la misma un olor nauseabundo, está exento de comer en ella, pues si la permanencia en la Sucá afecta a la persona, está exento del precepto. Según la opinión de Ramba”m y otras autoridades rabínicas, esta regla aplica incluso la primera noche de Sucot en que rige el precepto de comer un cazait de pan, de todas formas se halla exento de cumplir con tal precepto. Y aún cuando en los demás preceptos no existe una regla similar y si la persona sufre o está molesta de todas formas debe cumplir con el precepto de la Torá, con la Sucá no ocurre lo mismo, pues, como escribimos más arriba, la Torá nos indica que debemos permanecer en la Sucá así como lo hacemos en nuestras moradas, por lo tanto, de no poder permanecer en la Sucá como en nuestras casas, estamos exentos de cumplir el precepto.

En opinión del Ro”sh y otros comentaristas, la primera noche de Sucot no aplica esta regla y aún si llueve, por ej., debe comer un cazait en la Sucá.

Maran, en el Shuljan Aruj, dictamina la halajá de acuerdo a la opinión de Ramba”m, por lo tanto, incluso si la primera noche llueve no es preciso comer en la Sucá (Sefaradim); si aún así desea comer un cazait en la Sucá, no puede pronunciar la bendición sobre el precepto de comer pan en la Sucá, pues según el Shuljan Aruj se halla exento.

Escribe el “Mishna Berurá”, que si la primera noche acontece un día de frío debe arroparse con prendas abrigadas para poder comer en la Sucá. Acota nuestro maestro Rabí Ovadiá Yosef, z”l, que es preciso abrigarse de manera que no sienta frío en absoluto pues de lo contrario estaría exento de la Sucá y si pronuncia la bendición sobre la misma al comer, la misma sería en vano.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav