Halajá para miércoles 5 Nissan 5772 28 marzo 2012              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 5 Nissan 5772 28 marzo 2012

Categoría: Pesaj


MATZA “ENRIQUECIDA”

A qué tipo de Matza se considera “matza ashirá” –matza enriquecida? Escribe Maran (Sh. Aruj cap. 462) Los jugos frutales (por ej. jugo de naranjas o de uva) que no contienen agua, no ludan las masas, por lo tanto se puede consumir en Pesaj una masa amasada con jugo frutal aún cuando haya permanecido todo el día remojada. O sea el trigo que permaneció un largo tiempo en remojo o contacto con un jugo frutal –puro- la harina producto de estos trigos puede consumirse en Pesaj y no se considera “hametz”. Sin embargo, este tipo de masa no es apto para cumplir con el precepto de la “matza” que rige el primer –y segundo día de Pesaj en la diáspora-, pues el versículo especificó que debe consumirse “lehem oni”, o sea pan de pobreza y esta masa amasada con jugo no es considerada pan de pobreza sino pan enriquecido. Y así tradicionalmente entre las comunidades sefaraditas se acostumbró según esta legislación de Maran a hornear matza enriquecida, o sea producida con jugos frutales.
 
Sin embargo entre los ashkenazim acostumbraron en forma más estricta, según la opinión de algunas autoridades de los primeros tiempos, y así lo legisla Rama (Sh. Aruj Ib.) donde indica que es costumbre entre los askenazim abstenerse del consumo de mazta “ashira”.
 
En Israel, en la ciudad de Tel Aviv, dos grandes productores de galletas decidieron hornear “matza ahsirá” para Pesaj, por supuesto utilizando en la masa exclusivamente jugo frutal y bajo la supervisión de rabinos ortodoxos autorizados. Sin embargo, Rabí Isi Yehuda Unterman z”l, gran rabino de Tel Aviv entonces, decidió no autorizar el producto basándose en lo legislado por Rama, quien prohíbe a los ashkenazim consumir matza ashirá. Posteriormente, cuando Rab. Unterman z”l fue designado Rabino principal de Israel y Rabí Ovadia Yosef, Shlit”a, rabino de la ciudad de Tel Aviv, el año 5730, Rabí Ovadia cambió esta legislación y eventualmente autorizó a las fábricas de alimentos que procesaran  matza ashira bajo la supervisión estricta y según las condiciones impuestas entonces por el rabinato. Y esto, debido a a la gran comunidad sefaradita que existe en la ciudad de Tel Aviv quienes tradicionalmente consumían matza ashira;  por lo tanto el rabino sefaradí de la ciudad se sintió en la obligación de proporcionar a estas comunidades el producto que tradicionalmente consumían, aún cuando el mismo no es consumido por los ashkenazim.
 
Sin embargo, en los lugares de expendio de este tipo de matza debe colocarse un aviso –en lugar visible- al público ashkenazi que la misma se produce con harina apta para Pesaj –no la harina común que vende los supermercados que es considerada “hametz”- pero no puede ser consumida por los ashkenazim sino en el caso de enfermos o ancianos que no pueden consumir otro tipo de matza.
 
El año 5760, el gran de rabino de Israel entonces Rabí Eliahu Bakshi Doron, Shlit”a, publicó que en este tipo de matza se estaba utilizando un producto para elevar la masa, el cual puede ser asemejado al mosto del vino el cual, según escriben los comentaristas (ver Tosfot Pesajim 28b) que sí leuda la masa y no es considerado jugo frual.
 
Sin embargo nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, Shlit”a, estuvo en desacuerdo con dicho dictamen ya que el mosto no guarda comparación alguna con este tipo de aditivo químico utilizado para elevar la masa, ya que los mismo, según pudo averiguar con dos técnicos especialistas en alimentos, no provoca el leudado de la masa sino simplemente una elevación de la misma en forma exterior, como una crema, en tanto que el leudado que prohibió la Torá es otra acción totalmente diferente. Pues al mezclarse la harina de trigo con agua y permanecer cierto tiempo en contacto se alteran los componentes del cereal y provocan el leudado del mismo, pero por medio de los componentes químicos no se alteran los componente sino sólo se produce una suerte “inflado” exterior que se crea por medio del gas que el producto libera en la masa.
 
Posteriormente, el año 5762 Rabí Ovadia le pidió al Rabino principal de Israel entrante, Rabí Shelomo Amar, Shlit”a, -actual gran Rabino- que escribiera una responsa halájica al respecto y el Rabino Amar se explayó y autorizó plenamente el consumo de estos aditivos para elevar la masa.
 
Por lo tanto, a los efectos halájicos, las comunidades sefaraditas pueden consumir “matza ashira” –enriquecida- en Pesaj. Los ashkenazim sólo en caso de enfermos, niños o ancianos pueden consumir este tipo de matza.
 
Sin embargo en la actualidad, ciertas comunidades sefaraditas más estrictas en el cumplimiento de los preceptos se abstienen de consumir este tipo de matza ya que no se produce bajo la supervisión de organismos de Kashrut serios y responsables pues las plantas que producen hametz durante el año deben reunir condiciones de Kashrut muy estrictas para producir matza, incluso ashira, apta para Pesaj.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav