Halajá para domingo 9 Tishrei 5781 27 septiembre 2020              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 9 Tishrei 5781 27 septiembre 2020

Categoría: Quipur


VISPERA DE QUIPUR

Es una costumbre apropiada sumergirse en una “mikve” -baño ritual- la víspera de Quipur. Nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l, aún cuando ya en su ancianidad se le dificultaba sumamente la inmersión, concurría a la mikve de Rabí Eliahu Shitrit cada víspera de Quipur.

Quien no puede concurrir a una mikve, puede verterse sobre sí “tisha kavim” una medida de líquido equivalente a 12 litros aprox. Esto puede llevarse a cabo bajo la ducha individual y tiene cierto grado de purificación (ver Hazon Ovadia Yamim Noraim folio 146) aún cuando, obviamente no es válido como la inmersión en la mikve en los casos que esta es necesaria según la halajá, como por ej. para la purificación menstrual de la mujer.

Es una buena costumbre la víspera de Quipur recitar la plegaria de “minha” -vespertina- a un horario temprano y esto por varios motivos. Entre ellos el poder realizar la “seudá hamafseket” o sea la última comida previo al ayuno cerca de la puesta del sol. En numerosas sinagogas del EE.UU suelen concurrir a las mismas para la plegaria de minha y se colocan los tefilín, lo cual ayuda a que muchos judíos que habitualmente no se los colocan y llegan a la sinagoga para estas fechas venerables se colocquen los tefilín justamente la víspera de Quipur. Y así lo sugirió en su momento nuestro maestro z”l

Al finalizar la plegaria de minha se pronuncia el vidduy o sea el reconocimiento de los pecados y asimismo cuando el hazan lo recita el publico debe permanecer de pie.

En cuanto a la seudá hamafseket, última comida se acostumbra a untar el pan en miel o azúcar, sin embargo es apropiado untarlo asimismo en sal como se lo hace durante el año. Esta comida debe finalizar entre diez y veinte minutos antes de la caída del sol, ya que es un precepto de la Torá sumarle unos minutos al día sagrado de Quipur, es decir comenzar tanto el ayuno como las demás prohibiciones del día antes de la caída del sol.

En cuanto al las luminarias que se encienden en Quipur, la mujer pronuncia la bendición de “asher kiddeshanu….lehadlik ner shel yom haquipurim”. La segunda bendición que pronuncia la mujer en ese momento, sheeheyanu…. La debe pronunciar tras el encendido cuando se descalza para calzarse el calzado de quipur, pues si la pronuncia en el momento del encendido, recibe la santidad del día con esta bendición y por lo tanto no puede encender la velas.

Durante el sagrado día de Quipur es apropiado vestir ropas limpias y presentables, aún si permanece sólo en su casa, y así lo establece el Talmud (Shabbat 119). Maran (Bet Yosef cap. 610) escribe que se debe tender un mantel sobre la mesa como se lo hace en Shabbat, y los sabios de la Cabbalá elogiaron esta costumbre y escribieron que se deben colocar sobre la mesa libros sagrados y así lo solía hacer nuestro maestro z”l.

Tizku Leshanim Rabbót!!

Que D-os nos destine un año pleno de salud y éxitos, es el deseo del staff rabínico de halachayomit.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav