Halajá para domingo 28 Shevat 5779 3 febrero 2019              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 28 Shevat 5779 3 febrero 2019

Categoría: Berachot


CANTIDAD DE ALIMENTO QUE REQUIERE BENDICIÓN FINAL

Como hemos visto anteriormente, los alimentos requieren no sólo una bendición antes de su consumo sino también posterior al mismo, como la bendición de “bircat hamazon” tras el consumo de pan.

En todo caso que la persona consume un alimento, incluso en una ínfima cantidad debe pronunciar la bendición previa, siempre que la intención sea la de consumir el alimento. Sin embargo, si desea sólo probar el mismo para determinar si necesita sal u otro condimento, no debe pronunciar bendición alguna. Por ello, si mastica una goma de mascar, aún cuando consume sólo una ínfima parte del saborizante, debe pronunciar la bendición de sheacol.

Lo mismo aplica a las bebidas, aún cuando sólo tome una gota debe pronunciar la bendición correspondiente.

Todo esto aplica como dijimos a la bendición anterior al consumo, sin embargo con respecto a la bendición posterior es preciso consumir la cantidad de “cazait” –aprox. 28 gms- para pronunciar la misma. En líquidos, la cantidad necesaria de beber para pronunciar la bendición final es la de un “reviit” –aprox. 86 mls-.

Otra condición indispensable para poder pronunciar la bendición final del alimento es la de comer el mismo en el tiempo establecido para el consumo del alimento. En la halajá se denomina “ajilat peras” –consumo de una porción- y el lapso del mismo es de 5 minutos, según otras opiniones de 7 minutos y existe otras opiniones al respecto. Por ello, lo ideal es consumir el trozo de pan o de alimento correspondiente al “cazait” dentro de los cuatro minutos y medio a fin de evitar en la duda sobre si es preciso pronunciar la bendición final debido a la diferencia de opiniones arriba citada. De todas maneras, si se le dificulta consumir el cazait dentro de los cuatro minutos, podrá hacerlo dentro de los siete minutos y medio y así pronunciar la bendición final del alimento.

Con respecto a los líquidos, es preciso beber la cantidad necesaria –reviit- de una vez. Pues si lo hace lentamente, sorbo a sorbo no podrá pronunciar la bendición final. Esto es relevante en el caso de una sopa caliente, café o te que se toma de a sorbos, por lo tanto no se debe pronunciar la bendición final.

Con respecto al café negro, aún cuando lo beba tibio y consuma el reviit de una sola vez, siendo que la mayoría de las personas lo bebe caliente y lentamente, tomamos como referencia la forma en que habitualmente se bebe y por lo tanto no debe pronunciar bendición final.

Si bebe un café con leche, debido a que en la actualidad muchos lo beben tibio, o el te frío, si bebe de una sola vez un reviit deberá pronunciar la bendición final.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav