Halajá para martes 28 Adar 5780 24 marzo 2020              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 28 Adar 5780 24 marzo 2020

Categoría: Pesaj


HUESPEDES EN PESAJ

Pregunta: La persona que observa ciertas exigencias en Pesaj por encima de lo que exige la halajá, por ej. Si no consume alimentos procesados industrialmente, o consume sólo “matza shemurá” o come solamente de una supervisión específica ¿puede aceptar la invitación de un pariente que no posee sus mismas exigencias en Pesaj?

Respuesta: El primero en tratar este tema fue el Ridba”z (Rabí ibn Zimra z”l gran rabino de Egipto hace aprox. 500 años) quien en sus responsas trata la cuestión de una ciudad en la que un grupo de estudiosos decidió no consumir la carne faenada por los “shojatim” -rabino que faena el animal- pues no se ajustaban a todas las normas del kashrut, aún cuando no existía una prohibición determinada. Algunos de estos rabinos fueron invitados a comer en casa de un integrante de la comunidad que utilizaba carne de la faenada por los “shojatim” arriba mencionados. Estos estudiosos no aceptaron la invitación ya que según su criterio la carne no se consideraba kasher y los utensilios de dicha cocina debían de condicionarse para poder utilizarlos.

El Radba”z respondió que estos estudiosos no actuaron correctamente al rechazar la invitación, pues en principio no todos los “shojatim” locales eran descuidados en su menesteres. Por otro lado, adujo el Radba”z no se compara la carne “taref” propiamente dicha con lo que eventualmente puede haber absorbido la olla en la que se cocina y agregó otros argumentos que, en su totalidad lo llevaron a dictaminar que si su conducta exigente generará discusiones y discordia, era más importante atenerse a lo que la comunidad en general acepta como válido y no apartarse del colectivo y provocar diferencias por algo que halájicamente no se considera “taref” definitivamente.

Agrega el Radba”z que quienes desean ser exigentes debe asumir sus exigencias en sus casas y no en público. Incluso testimonió que él mismo, solía aceptar invitaciones de personas que consumían berenjenas a las que el Radba”z consideraba un fruto de árbol y por lo tanto regido por las leyes de “orlá” (según la Torá los tres primeros años de plantado un árbol no pueden cosumirse sus frutos) pero debido a que no se trata de una postura definitiva y muchos consideran a la berenjena un fruto de la tierra que no se rige por las leyes de “orlá” arriba mencionadas, aceptaba las invitaciones. Todo en pos de evitar discusiones y discordia entre las personas.

En función de lo anteriormente citado, el gran rabino de Israel Rabí Itzjak Yosef Shlit”a dictamina que si la persona recibe en Pesaj una invitación de alguien que no posee en su cocina el mismo nivel de exigencia suyo, puede aceptar la invitación. Por supuesto partiendo del supuesto que el otro observa las leyes fundamentales del kashrut, pues de lo contrario no puede aceptar una invitación a pesar de que ello genere discordia. Por lo que el hombre sabio debe actuar de manera que evite llegar a estas situaciones.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav