Halajá para lunes 15 Shevat 5780 10 febrero 2020              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 15 Shevat 5780 10 febrero 2020

Categoría: TEFILÁ


LA FUERZA DE LA PLEGARIA

Pregunta:  SE pueden anular malos designios por medio de la plegaria?

Respuesta: Esta escrito en el Talmud (Abot 1,7): Aléjate del mal vecino y no te juntes con el inicuo, y no desesperes del castigo. Explica el Ramba”m sobre este último párrafo que aún cuando atravieses una situación difícil -castigo divino- no debes perder las esperanzas y siempre has de recurrir a la ayuda divina, como está escrito: Y no es débil la mano de D-os para poder ayudar y Su salvación se produce en un parpadeo.

Cuenta el libro de los Reyes, que el rey Jizquiahu enfermó gravemente. Se trataba de un soberano justo y piadoso que difundió la Torá en Israel como nadie lo había hecho. Y se presentó ante él el profeta Ishaiahu anunciándole en nombre de D-os que debía encomendar su testamento pues moriría e incluso perdería su parte en el mundo espiritual. El rey le preguntó al profeta a qué se debía dicho castgio tan rígido y este le respondió que no cumplió con el precepto de engendrar hijos. El rey, le respondió que vio en una visión sagrada que si engendraba hijos serían inicuos y malvados. Aún así, respondió el profeta, debías de cumplir tu misión en este mundo y no entrometerte en las cuestiones divinas. Entonces, el rey le pidió al profeta que le entregara su hija en matrimonio y así, el mérito de ambos haría que supere el mal designio que pesaba sobre su descendencia. Sin embargo, el profeta se negó pues aducía que el decreto ya se había confirmado. Entonces el soberano le respondió, Ishayahu, termina ya tu profecía y vete. Así he recibido de la casa de mi padre, aún cuando la espada se halle sobre tu cuello no has de perder la confianza en D-os. Y se volvió el rey hacia la pared y rompió en llantos y clamó al Eterno. Y D-os volvió a aparecer al profeta y le dijo, ve y anúnciale al rey que D-os ha visto su pesar y sus lágrimas y revirtió su decreto y te ha concedido 15 años más de vida.

Lo anterior nos habla de la fuerza de la plegaria pronunciada en forma sentida y de corazón.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav