Halajá para domingo 11 Shevat 5781 24 enero 2021              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 11 Shevat 5781 24 enero 2021

Categoría: Berachot


EL ORDEN DE LAS lBENDICIONES

Esta semana, el próximo jueves festejaremos el día de 15 de Shebat, la famosa festividad de los árboles frutales en la que se acostumbra a preparar una mesa festiva con todo tipo de frutos para bendecir sobre los mismos. Por ello, es imperioso conocer el orden en que deben pronunciarse las bendiciones sobre los distintos frutos, lo cual no es un tema complicado y aclararemos sus principios para ponerlos al alcance de todos, pues lamentablemente las bendiciones son tomadas por lo general a la ligera y se pronuncian casi en un susurro y a una velocidad que no permite la correcta pronunciación de las mismsas. Esta lamentable actitud, actúa en desmedro de la persona y de la integridad familiar judía, pueslas bendiciones poseen en su escencia la capacidad de hacer que la “shejiná” o sea la luz divina se pose en el hogar Por ello es sumamente importante transmitir con el ejemplo  a los niños la relevancia de las bendiciones pronunciándolas en forma pausada y bien pronunciada de manera que ellos aprendan a hacerlo de las misma forma.

Solía decir el santo Baba Sali z”l, Rabí Israel Abujatzira que la persona que pronuncia el bircat hamazon leyéndolo de un libro y en forma pausada, no le faltará nunca su sustengo.

Nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l, cuando se hallaba en compañia de sus hijos y posteriormente de sus nietos pequeños, solía tomar un fruto, cortar un gajo y ofrecerle al niño para que pronuncie la bendición, la cual era recitada en forma correcto debido a la presencia del rabino, obviamente. Y así volvía a ofrecerle otro tipo de fruto para que bendiga.

Cuando la persona posee distintos tipos de comidas o frutos que desea consumir, existe un orden practicamente taxativo para lsa bendiciones. Existen para lo mismo dos motivos,.El primero, debido a la importancia de la bendición y el segundo la importancia del alimento, ambos argumentos serán aclarados más adelante.

En principio, si se desea consumir frutos y entre los mismos hay algunos pertenecientes a las sietes clases de frutos con el que el versículo elogió a la tierra de Israel, como está escrito: Tierra de trigo y cebada, vid, higos y granadas: tierra de aceite de oliva y  miel. En este caso la miel hace referencia al  zumo de los dátiles, como lo aclara el Talmud (Yerushalmi, Bicurim 1)

Por ello, si la persona posee para consumir dátiles y manzana, debe pronunciar la bendición sobre los dátiles y consumir de los mismos y posteriormente consumir la manzana. Estó, según nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l aplica incluso si a la persona le gusta más la manzana que el dátil, pues siempre las siete especie con fue alabada la tierra de Israel poseen prioridad.

Incluso dentro de las siete especies citadas existe un orden. Pues la fruta que precede a otra en el ver. posee prioridad. Por ej. si tiene para bendecir uvas e higos, debe adelantar a las uvas pues estas aparecen primero en el ver.

Ahora, hay otra normativa que rige la bendición sobre las siete especies de Israel.  Y es que la especie que aparece más cerca de la palabra “tierra”, tiene prioridad. Por ej. si tiene uvas y aceitunas, como vimos arriba las uvas aparecen en tercer lugar después del trigo y la cebada, sin embargo las aceitunas lo hacen inmediatamente después de la palabra “tierra” que aparecen por segunda vez en el ver. y por ello deben adelantarse en la bendición

En síntesis, en principio se debe pronunciar la bendición sobre el pan de trigo, pues el trigo antecede a todo los demás alimentos. Por ello lo cubrimos en la comida de Shabbat cuando recitamos el kiddush sobre el vino, pues en principio si el pan se halla delante nuestro debemos adelantar su bendición al vino.

Posteriormente aparece la cebada, y después la oliva y los dátiles, como vimos más arriba pues están mas cerca de la palabra “tierra” en el ver. Siguen en el orden la uva, el higo y granada. Por supuesto la bendición de “perí hetz” abarca todo tipo de fruto de árbol.

< <Halajá anterior

Pregunta al Rav