Halajá para miércoles 13 Kislev 5779 21 noviembre 2018              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 13 Kislev 5779 21 noviembre 2018

Categoría: General


COMPORTAMIENTO EN EL BAÑO

Pregunta: La persona que se halla en el baño haciendo sus necesidades fisiológicas, puede hablar con otra persona que está fuera del baño, o responder una llamada telefónica a su celular?

Respuesta: El Talmud (Berajot 62ª) afirma que la tradición que hemos recibido de nuestros sabios con respecto al baño es de un comportamiento recatado y silencioso en el mismo. Y así lo dictamina el Rama (Shuljan Aruj cap. 3), donde escribe que no se debe hablar en el baño y se debe comportar con recato, lo que incluye cerrar la puerta del mismo aún cuando no haya otras personas en la casa.

Y así se entiende de lo legislado por Ramba”m (Leyes sobre el conocimiento cap. 5), donde escribe que no se puede hablar mientras se halla haciendo sus necesidades, aún si se trata de algo urgente. Y de lo que escribe el Hid”a asi como otros grandes comentaristas, inferimos que no sólo se trata de una cuestión de recato, sino que hablar dentro del baño puede generar peligro debido a la impureza que allí mora y puede perjudicar específicamente a las personas que hablan en el baño. De todas formas, concluimos que aún en caso de suma necesidad no se debe hablar en el baño.

Sin embargo, Rabí Ovadia Yosef, z”l, escribió que a pesar de que está prohibido hablar en el baño por cuestiones de recato, como vimos más arriba, si se trata de algo urgente puede hablar. Esto, basado en lo que escribiera el Yaabetz z”l en su obra Mor Veketzia que en la actualidad no existen depredadores espirituales en los baños, ya que estos se hallan en  sitios habitados en los que no merodean este tipo de criaturas, las cuales  se hallaban en lugares alejados de población. Asimismo, se puede tomar como argumento lo que escribiera el Maharsha”l (Rabí Shelomo Luria z”l s. XVI) que en la actualidad no existe la impureza que afecta la manos en las mañanas previo a la netilat yadaim –lavado ritual de manos- y que en épocas del Talmud, según prescribían nuestros sabios, la persona que se tocaba los ojos podía perjudicarlos. Esto, obviamente no ocurre en la actualidad por lo que inferimos que este tipo de impureza nociva ya no existe. Lo mismo, por lo tanto, aplicaría a la impureza que teóricamente se hallaba en los baños, en la actualidad ya no se encuentra allí. Por lo tanto, la prohibición de hablar en el baño respondería sólo a una cuestión de recato y no temas de impureza como en su momento escribieron los sabios de la Cabalá.

En conclusión, de mediar una urgencia, por ej. si le causaría una pérdida monetaria no responder el teléfono, o el padre o madre que tienen en  custodia a sus hijos y deben indicarles algo para evitar que se perjudiquen, podrá hablar en el baño a condición de hacerlo lo más conciso posible.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav