Halajá para lunes 24 Adar 5781 8 marzo 2021              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 24 Adar 5781 8 marzo 2021

Categoría: Pesaj


HAMETZ EN PESAJ

Pregunta: Debido a que el hametz en Pesaj es prohibido aún en su mínima expresión ¿Es permitido consumir el agua de los ríos donde se depositan restos de Hametz en Pesaj?

Respuesta: Como hemos visto oportunamente, el hametz en Pesaj posee la particularidad de que incluso en su mínima expresión prohíbe la mezcla en la que cayó o se mescló incluso involuntariamente. Este característica no existe en las demás prohibiciones alimentarias en que, según estipularon nuestros sabios, una sesenta ava parte anula el sabor de la prohibición que se ha mezclado. Por ej. si cae una gota de leche en una olla de carne, en la que seguramente hay sesenta veces el volumen de la gota de leche, toda la olla está permitida. Sin embargo el Hametz, debido a que la Tora fue sumamente estricta con el castigo que lo afecta, “caret”, o sea exterminio espiritual e incluso se prohíbe conservarlo en nuestro poder durante la festividad, establecieron nuestros sabios que no se anula incluso se hay mil veces más del otro producto.

En realidad, en la mayoría de los lugares existe el problema de que las fuentes de agua potable pueden contaminarse con restos de hametz que son arrojados durante Pesaj, y según hemos visto incluso una migaja de hametz prohíbe toda el agua en la que caiga. De hecho muchas personas piadosas reúnen agua suficiente antes de la festividad y la utilizan durante esta semana. Ahora veremos de acuerdo a la halajá si es esto necesario.

Ya hace cuarenta años, nuestro maestro R. Ovadia Yosef z”l se preocupó por esta cuestión y se dirigió personalmente al mar Quineret en la ciudad de Tiberias donde pudo constatar que numerosos restaurantes que se encuentran a la vera de este mar dulce arrojan residuos de Hametz. Debido a ello escribió un responsa halájica sobre el tema.

En realidad, ya hece doscientos años Rabí Yehoshua Heshel de Trinpol z”l autor de la obra de responsas halájica Sefer Yehoshua, escribió sobre el tema y citó que a la vera del río que alimenta la ciudad de Dovne los productores gentiles arrojaban restos de trigo e incluso de cerveza durante Pesaj.

Este rabino consultó a su vez con el gran erudito de su época, el Rabino de Lisa autor de la obra Havot Da´at y aquel le respondió que debido a que la corriente de agua permanente arrastraba estos residuos, no se consideraban depositados en el lugar y por lo tanto no prohibían el agua. El mismo Sefer Yehoshua escribió que el motivo por el que los sabios prohibieron el Hametz aún en su mínima expresión es debido a la posibilidad de que por error se autorice alguna mezcla que en realidad tenga sabor al hametz. Pero en este caso en que la cantidad abismal de agua del río imposibilita dicha situación, se puede autorizar el agua de los mismos.

Y aún cuando en la obra Sefer Yehoshua concluye su responsa delegando la responsabilidad de autorizar el agua pues se trata de hametz en Pesaj y no se atrevía autorizarlo utilizando argumentos que en realidad eran innovadores. El autor de la obra Yad Yehuda escribió que la argumentación del Sefer Yehoshua era sumamente válida y se puede apoyar en ella para autorizar estas fuentes de agua en Pesah.

Y aún cuando nuestro maestro escribió que es complicado apoyarse exclusivamente en esta argumentación, agregó, para poder autorizar con mayor holgura otro argumento, a saber. Maran, dictaminó que el patio en el que se arroja hametz no es preciso revisarlo pues los pájaros consumen el mismo de inmediato. Lo mismo ocurre en este caso en que los peces consumen el hametz arrojado allí inmediatamente.

Asimismo, pues existe entre las grandes autoridades de los primeros tiempos quienes sostienen que también el hametz se anula en sesenta veces y por lo tanto en este caso no existiría problema alguno. Y aún cuando esta opinión no aplica a la halajá, es posible utilizarla en este caso como apoyo a los demás argumentos que autorizan estas fuentes de agua. Ver Yebia Omer tomo 7 cap. 43.

< <Halajá anterior

Pregunta al Rav