Halajá para domingo 13 Kislev 5781 29 noviembre 2020              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 13 Kislev 5781 29 noviembre 2020

Categoría: Shabbat


LAS MUJERES Y LA MELAVE MALKA –Comida la salida del Shabbat-

En la entrega anterior hemos escrito sobre la importancia que posee esta comida de Melave Malka, o sea la comida que se realiza la salida del Shabbat, pues se honra al mismo tanto cuando llega como cuando termina. Explicamos que lo ideal es realizar esta comida con pan, sin embargo de no resultarle posible puede realizarla con “mezonot”, o sea tortas, galletas e incluso frutas.

Con respecto a las mujeres, si es necesario que realicen “seudat melave malka”, la obra “Tosefet Maase Rab” (cap. 39) cita un episodio ocurrido con la esposa del Gaón Rabí Eliahu de Vilna z”l. La rabanit, había asumido realizar un “ta´anit hafsaká”, o sea un ayuno que se lleva a cabo desde la salida del Shabbat hasta la noche del próximo Shabbat, por ello tras oír la habdalá en la salida de Shabbat inmediatamente se fue a dormir. Cuando el rabino supo de la decisión de su esposa le mandó a decir que todos los ayunos que realizara no alcanzarían para expiar la pérdida de una sola “melave malka”. De este episodio concluimos que en opinión del Gaón de Vilna z”l las mujeres deben llevar a cabo esta cuarta comida sabática. Adhiere a esta opinión Rabí Yosef Hayim z”l en su obra Rab Pe´alim (cap. 35), donde escribe que las personas que asumen este tipo de ayuno, generalmente los años bisiestos –shana meuberet-, tienen prohibido comenzar el ayuno inmediatamente después de la Seudá shelishit, la tercera comida llevada a cabo el sábado por la tarde, pues deben realizar la comida de “melave malka”.

También la obra Petah Hadebir dictamina que las mujeres deben realizar la Seudá melave malka, en función de lo que escribiera la obra Mate Moshe (cap. 513), donde cita que existe un hueso en la persona denominado “niscoi” el cual es conocido por el nombre de “loz” y concentra la esencia del hombre, e incluso tras la muerte este hueso no se desintegra ni se reduce, aún si lo colocan en el fuego pues es eterno y de este hueso se recreará la persona en el momento de la resurrección. Y así lo cita el Midrash (Kohelet Rabba cap. 12, 5) De donde resurgirá el hombre en el momento de la resurrección? Del hueso denominado “Loz” ubicado en la columna vertebral. Y los sabios de la Cabbalá escriben que este hueso se alimenta de la Seudá melave malká que se realiza la salida del Shabbat.

Por todo lo anterior es que también las mujeres deben realizar esta comida, asimismo existen otros motivos que exceden este contexto. Por ello escribe nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l, que las mujeres deben esforzarse por cumplir con esta comida, y agrega que se cita en nombre de Rabí Elimelej de Lizensk z”l que es propiedad de esta Seudá hacer que las mujeres puedan parir con facilidad, por lo que debe tomar algo de comer y decir explícitamente “para dar cumplimiento al precepto de seudát melave malka”, yesto la ayudará a parir sin dificultad. Y escuchamos distintos casos en los efectivamente esto ayudó a las parturientas.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav