Halajá para martes 22 Tammuz 5780 14 julio 2020              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 22 Tammuz 5780 14 julio 2020

Categoría: Kashrut


CARNE Y LECHE SOBRE UNA MISMA MESA

Está prohibido compartir en una misma mesa alimentos de carne y leche, a fin de evitar que alguno de los comensales, involuntariamente, pruebe el otro alimento. Hay quien sostiene que el motivo que originó esta prohibición rabínica es evitar que la carne y la leche se toquen y por lo tanto se estaría comiendo carne y leche.

De todas formas, afirma el Talmud (Hulin 117b) que solo entre dos amigos o personas de confianza mutua existe esta prohibición, pues, por error, podrían probar uno el alimento del otro y estarían consumiendo carne y leche. Sin embargo, si las personas que comparten la mesa no se conocen, por ej. Dos huéspedes de un hotel que no se conocen pueden consumir en una misma mesa uno carne y el otro leche pues no existe el temor de que uno probará el alimento del otro.

Pero incluso dos personas que se conocen, o dos integrantes de una misma familia pueden comer sobre una misma mesa uno carne y el otro leche colocando un “siman”, o sea un elemento que sirva de señal de advertencia que impida el error involuntario. Por ejemplo si cada uno come con su propio individual –mantel- o si colocan en la mesa un pan del que no comen u otro elemento ajeno a la comida. Con la condición de que dicho elemento sea algo notorio, que llame la atención, por ej. Una jarra, un hogaza de pan, etc. Sin embargo no es suficiente un elemento pequeño como un aro, anillo, etc. Pues todavía existe el temor de que incurran en el error ya que no llama su atención este elemento.

Incluso dos personas que se conocen pero que se cuidan de no probar uno el alimento del otro, deben colocar esta señal ya que aún asi nuestros sabios afirman que existe margen de error.

Dos personas que comen en una misma mesa uno carne y el otro leche pero se hallan alejados uno del otro de manera que si extienden su brazo no llegan al alimento del otro, pueden compartir la mesa.

Por supuesto todas estas restricciones aplican incluso si una persona come sola y coloca en la mesa alimentos de carne y de leche, pues puede involuntariamente mezclarlos, e incluso en este caso no se autoriza el consumo colocando un objeto diferente, pues puede, inconscientemente, apartarlo y comer el otro alimento y asi trasgredir involuntariamente la prohibición de consumir carne y leche. Esto no aplica si comparte con otro la mesa pues el otro le hará ver su error y evitará que trasgreda.

De todas formas, si se encuentra con él una persona que no come, puede designarlo como su supervisor –shomer- y así asociando el elemento ajeno a la comida y el supervisor, puede comer carne en una mesa en la que hay alimentos lácteos o viceversa pues si involuntariamente intenta sacar el elemento para probar el otro alimento, el supervisor le advertirá. No se puede designar un menor para tal efecto, como supervisor, ya que no se puede apoyar en que el niño le impedirá comer algo prohibido. Por este mismo motivo no puede compartir la mesa con un niño si uno come carne y el otro leche aún si colocan un elemento como señal entre ellos, pues deben existir ambas cuestiones, el elemento como señal y el otro que lo supervise, y el menor no es vàlido para tal efecto, como vimos. Y aún cuando hay opiniones que autorizan esto, escribe Rabì Itzjak Yosef, Shlit”a que se debe ser estricto al respecto. Por lo tanto no existen posibilidades de comer en una misma mesa con un niño, uno carne y el otro leche a menos que designen un supervisor que los controle, como vimos más arriba.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav