Halajá para miércoles 12 Nissan 5779 17 abril 2019              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 12 Nissan 5779 17 abril 2019

Categoría: Pesaj


ELIMINACIÓN Y VENTA DEL JAMETZ

Este año 5779, el catorce de Nisan acontece el viernes 19 de Abril, este día por la mañana se debe eliminar todo el jametz que se posee antes del tiempo estipulado por nuestros sabios (hasta la finalización de la cuarta hora desde que sube el alba. En cada país se debe revisar el horario con las listas que preparan las comunidades o de lo contrario revisarlo con los programas de internet sobre los horarios halájicos para cada país).

Cómo se procede a la eliminación del jametz? El jametz debe quemarse o pulverizarse para posteriormente arrojarlo al río o al viento. La costumbre es quemar el jametz. El jametz que se arroja en la basura –fuera de la casa- no es preciso quemarlo antes de que comience el tiempo de su prohibición.

La persona que conserva jametz en su casa en Pesaj incumple un precepto activo de la Torá, como está escrito: Y eliminaréis el jametz de vuestras moradas. Asimismo trasgrede una prohibición de la Torá, como encomienda el versículo: Y no se verá para ti jametz. Por lo tanto, los sabios multaron a quienes trasgreden esta prohibición y establecen que “todo jametz que fue conservado en Pesaj está prohibido usufructuarlo” (Pesajim 28b). Este jametz que se conservó en Pesaj está prohibido tanto para la persona que los conservó como para cualquier otro judío. Y es una obligación para el que conoce esta situación –de un jametz que fue conservado en Pesaj por un judío- informarlo a aquellos que lo desconocen a fin de evitarles el tropiezo de trasgredir la prohibición rabínica.

Debido a la prohibición de conservar jametz en Pesaj, es costumbre vender el jametz que eventualmente posee y no desea eliminar, por ej. licores o demás bebidas alcohólicas costosas que desea conservar. Especialmente proceden a vender el jametz los almaceneros que comercian con este tipo de alimentos y deben conservarlos para su venta después de Pesaj.

La venta es válida si la realiza un rabino ortodoxo, y es suficiente con firmar la autorización para que este proceda a la venta. Al vender los productos al gentil los mismos ya no pertenecen al judío y por lo tanto no los afecta la prohibición de usufructuarlos o consumirlos después de Pesaj si se los conservó.

Los productos jametz que se venden deben colocarse en un armario o lugar cerrado identificado como depósito del jametz, de manera que evite accidentalmente utilizarlo en Pesaj.

Las personas cuidadosas en sus acciones deben tomar en cuenta que después de Pesaj no se deben comprar productos jametz sino de un almacenero que efectivamente ha vendido todo el jametz antes de Pesaj por medio del rabinato local.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav