Halajá para lunes 19 Tammuz 5779 22 julio 2019              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 19 Tammuz 5779 22 julio 2019

Categoría: Tres Semanas


CASAMIENTOS A PARTIR DEL 17 DE TAMUZ

Con respecto a los casamientos durante estas tres semanas que median entre el 17 de Tamuz y el 9 de Ab, algunos se abstienen de realizar casamientos durante este período, y así suelen proceder las comunidades ashkenazitas.

Entre las comunidades sefaraditas, suelen autorizar los casamientos hasta el comienzo del mes de Ab, en que se prohíben los matrimonios hasta el día 10 de Ab. Y así acostumbran en Jerusalén. A partir del primer día del mes de Ab, aún cuando según la halajá se permite realizar matrimonios, no se acostumbra realizarlo pues no se consideran días apropiados ni de buen augurio para casarse.

Cuando fue designado Rabí Ovadia Yosef, z”l, como rabino principal de la ciudad de Tel Aviv, en el año 1969, la costumbre generalizada en la Rabanut Harashit, rabinato principal era de no inscribir parejas que deseaban casarse a partir del 17 de Tamuz. Incluso Rabí Ya´acob Toledano z”l predecesor de Rabí Ovadia Yosef, z”l como rabino principal de Tel Aviv intentó anular esta costumbre entre los sefaradim, sin embargo no pudo oponerse a la autoridad del gran rabino de entonces Rabí Iser Yehuda Unterman z”l. Pero al asumir Rabí Ovadia Yosef, z”l, impuso su autoridad rabínica e hizo respetar las costumbres raigales de las comunidades sefaraditas, bajo el argumento de que las costumbres de cada congregación deben respetarse y no integrarse a otras costumbres. Desde entonces, gracias a D-os, las parejas de sefaradim que desean contraer matrimonio durante estas tres semanas pueden hacerlo sin inconvenientes, según lo dictamina la halajá, a pesar de algunas opiniones rabínicas sefaraditas que se opusieron a tal decisión aduciendo que se debe conservar la armonía y la unión entre las comunidades, sin embargo Rabí Ovadia se mantuvo firme en su dictamen ya que las costumbre de cada comunidad no deben ignorarse o dejarse de lado.

Y aquí es propicio recordar que no sólo esta halajá nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l, restituyó al acervo sefaradí, sino muchas otras leyes y costumbres que de no haber sido por su intervención firme y erudita se hubiesen diluido u olvidado frente a las costumbres ashkenazitas. Sin embargo Rabí Ovadia impuso su innegable autoridad y sapiencia para hacer que las comunidades sefaraditas se conduzcan según la opinión de Maran, la cual rige los destinos de los judíos sefaradíes, por lo menos en la tierra de Israel. Incluso la posición del superior rabino sefaradí, que hasta entonces era secundaria a la del rabino superior askenazí, quien era denominado Rosh Harabanim BeIsrael, o sea rabino en jefe de los rabinos de Israel, fue equiparada y desde entonces el rabino sefaradí fue denominado “Rishon Letzion, Rab Harashi LeIsrael”, o sea Primado de Tzion, superior rabino de Israel.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav