Halajá para lunes 20 Tevet 5781 4 enero 2021              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 20 Tevet 5781 4 enero 2021

Categoría: TEFILÁ


AMIDÁ FRENTE A CUADROS O CORTINAS ESTAMPADAS

Pregunta: Está permitido recitar la amidá frente a una cortina estampada o labrada con figuras como las que se encuentran en algunas sinagogas?

Respuesta: Escribe el Ramba”m en una de sus respnsas (edición Fridman cap. 20): Todas las telas que poseen figuras, aún cuando estas no se hallan en relieve, no es correcto recitar la Tefilá delante de las mismas. Solemos cerrar los ojos cuando debemos realizar la amidá frente a una pared con figuras. Aprendemos de esta responsa, que según la opinión de Ramba”m no es correcto recitar la “amidá” frente a una pared o cortina con figuras. Y así lo legislan el Tur y el Shuljan Aruj (cap. 90 inc. 23). Y de esta forma lo dictamina Rabí Yosef Hayim z”l en su obra Ben Ish Jai (Parashta Ytro).
En la obra Or Letzion (tomo 2 cap. 64) se cita la opinión de Rabí Ben Tzion Aba Shaul z”l quien sostiene que existe una diferencia al respecto. Si la figura en cuestión se halla sobre una tela o cuadro frente al que habitualmente no recita sus oraciones, obviamente se debe abstener de hacer la Tefilá frente a los mismos ya que desviarán su atención. Por otro lado, puede recitar su Tefilá frente al Parojet –cortina que cubre el tabernáculo de la Torá- pues al ser algo habitual no lo distraerán en su atención.
Sin embargo, nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l, difiere de esta opinión (tomo 9 folio 236) y sostiene que aún cuando se trate de una cortina fija como la de la sinagoga no se puede recitar la amidá frente a ella, pues de hecho pueden atraer la atención, así como las telas o cuadros que eventualmente puedan presentarse frente a la persona en su amidá.
Al margen de lo anterior, escriben los sabios de la Kabalá (ver Sefer Hahaaredin de Rabì Eleazar Azcari z”l) que la persona que mantiene sus ojos abiertos durante el recitado de la amidá está menospreciando la presencia divina. Y así se expresan el Zohar y los sabios de la Kabalá al respecto: La persona que abre sus ojos en el momento de la Tefilá, cuando deba entregar su alma se presentará ante él el ángel de la muerte. Y no ameritará ver la luz divina en el momento de la muerte, ya que la desdeñó abriendo sus ojos frente a ella durante su Tefilá. Y dice el versículo: Pues a quienes me honran honraré, aquellos que honraron la luz divina serán honrado por el Eterno Quien les permitirá observarla al dejar este mundo, ya que está dicho: Pues no me verá el hombre en vida, en vida es imposible ver la luz divina, pero si es posible observarla al morir. Y quienes me deshonren serán envilecidos, aquellos que deshonraron la luz divina permitiendo que sus ojos se paseen por su alrededor en medio de la Tefilá, también ellos serán deshonrados al dejar este mundo.

Concluimos de todo lo anterior, que no es apropiado abrir los ojos en el momento de la Tefilá, incluso si no posee ninguna figura frente a él que perturbe su concentración, de todas formas los ojos deben permanecer cerrados o dirigidos al Sidur para leer del mismo la Tefilá lo cual puede ser considerado como mantener los ojos cerrados.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav