Halajá para martes 26 Kislev 5779 4 diciembre 2018              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 26 Kislev 5779 4 diciembre 2018

Categoría: Januca


ENCENDIDO DE LAS LUMINARIAS DE JANUCA LA VISPERA DE SHABBAT

Es adecuado recitar la plegaria de “minja” la víspera de Shabbat previo al encendido de las velas de Janucá, pues la plegaria de minja ocupa el lugar del sacrificio vespertino que se ofrecía en el sagrado templo de Jerusalén, en tanto que el encendido de las velas de Janucá conmemora el milagro ocurrido con el candelabro en el Templo, y el orden del servicio del sagrado templo establecía que se ofrecía el sacrificio y posteriormente se encendía la Menorá. De todas formas, si se le dificulta encontrar un “minian” que recite la plegaria de Minja temprano, escribe Rabí Ovadiá Yosef, z”l que es preferible adelantar el encendido de las velas de Janucá y pronunciar la plegaria de Minja con un minian a que las pronuncie en forma individual y después encienda.

No se debe encender la víspera de Shabbat en un horario excesivamente temprano, sino se encenderá unos diez minutos antes de la puesta del sol, y si desea adelantar unos minutos podrá hacerlo con la condición que no encienda antes del horario de la plegaria de Minjá, que es aproximadamente una hora y cuarto antes de la puesta del sol. (Ya hemos aclarado anteriormente en este contexto que el horario halajico, denominado “sha´ot zemaniot” se determina sumando el total de horas del día, desde su comienzo hasta su finalización y dividiendo el tiempo resultante en doce partes, cada una de las cuales se considera una “hora zemanit” que en época invernal será más corta y durante el período estival más larga).

En la víspera de Shabbat Janucá se deben encender las velas de Janucá primero y las de Shabbat posteriormente. Si se retrasó hasta prácticamente la entrada del Shabbat, podrá la mujer encender las velas sabáticas a partir de que su esposo haya encendido la primera vela de Janucá.

Es preciso colocar suficiente aceite, o utilizar velas lo suficientemente largas, como para que permanezcan encendidas hasta media hora después de la salida de las estrellas. El horario de la salida de las estrellas en la tierra de Israel es aproximadamente un cuarto de hora después de la caída del sol. Si no posee velas que puedan permanecer encendidas este lapso, podrá encender por lo menos una vela que dure ese tiempo para cumplir la exigencia básica de la halajá para dar cumplimiento al precepto de Janucá.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav