Halajá para miércoles 23 Tammuz 5780 15 julio 2020              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 23 Tammuz 5780 15 julio 2020

Categoría: Kashrut


CARNE Y LECHE EN UNA MISMA MESA -Continuación-

Como vimos anteriormente, existe una prohibición específica de consumir lácteos y cárnicos en una misma mesa. Esto, indistintamente si es una persona la que está comiendo o son dos comensales, pues siempre existe la posibilidad de que, por error se mezclen los alimentos y se incurra en la grave prohibición de “basar vehalab” –carne y leche-.

Sin embargo, dos personas conocidas entre sí e incluso familiares pueden compartir una misma mesa en la que consumen uno carne y el otro leche, a condición de que coloquen algún objeto o, por ej. una hogaza de pan de la que no comen en medio de ellos para que sirva de atención de manera que no se intercambien los alimentos. El objeto a colocar debe ser de cierta altura y no un simple anillo, etc. pues un pan o un utensilio que no poseen envergadura no cumplirán con la función de evitar que por error se intercambie la comida.

Este objeto deben colocarlo incluso personas que aún cuando se conocen entre sí no comen de otro plato que no sea el propio, de todas formas deben colocar este ayuda memoria pues se trata de un halajá instituida por los rabinos.

Esta solución, colocar un objeto en medio de los comensales, aplica sólo si se trata de dos personas que comen uno carne y el otro leche, sin embargo si una misma persona tiene frente suyo en su mesa alimentos de carne y de leche, no servirá colocar un objeto como llamado de atención pues estando sólo es probable que no se percate de la función del objeto y no tiene que se lo recuerde, como en el caso de dos personas.

En caso de que otra persona se halle presente, aún cuando no coma con él, podrá designarlo como “supervisor” para que llame su atención en caso de que, inconscientemente extienda su mano para tomar del otro alimento, en este caso prohibido. Por ello, aún cuando se coma sólo, si coloca un objeto como llamado de atención y otra persona que se halla presente presta atención para que no trasgreda, podrá comer en la mesa con cárnicos y lácteos.

No se puede confiar en un niño menor como supervisor para que le recuerde en caso de error, pues no se puede apoyar en la intervención de un niño. Lo mismo aplica en caso de compartir la mesa con un menor que come carne y él come leche o viceversa, pues el menor no posee la conciencia activa para llamar su atención ante un error inconsciente. Y aún cuando opiniones que sí aceptan al menor como guardián, escribe el gran rabino de Israel Rabí Itzjak Yosef, Shlit”a, que es preciso abstenerse. Por lo que resulta que no existe solución para comer en una misma mesa carne y leche con un menor, a menos que se utilicen dos mesas diferentes o se designe a un tercero –mayor- que supervise la comida para evitar el error.​

< <Halajá anterior

Pregunta al Rav