Halajá para miércoles 20 Kislev 5782 24 noviembre 2021              

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

Fecha de la Halajá: 20 Kislev 5782 24 noviembre 2021

Categoría: Januca


EL HUESPED EN JANUCÁ

La persona que se halla de viaje en Janucá y su esposa e hijos no enciende en su casa pues lo acompañan en el viaje, de hospedarse en casa de una persona a la que le paga por el hospedaje y la comida, etc. debe asociarse con el dueño de casa en el encendido de las velas abonando una suma por el aceite necesario para el encendido o por las velas, etc. o si el dueño de casa le regala una parte del aceite, que debe agregar en nombre del huésped, y de esta manera cumple con el precepto por medio del encendido del dueño de casa. En el caso que su esposa o hijos se hallan en su casa y encienden las velas de Janucá allí, lo incluyen en el precepto y por lo tanto no necesita asociarse con el dueño de casa. Pues, como ya aclaramos anteriormente, el precepto del encendido incluye al hombre y a los integrantes de la casa y no se requiere estar presente en el momento del encendido para cumplir con el mismo. Sin embargo, según la costumbre ashkenazí en la que cada persona realiza su propio encendido hay opiniones que sostienen que es adecuado que encienda allí donde se encuentra, en tanto que otras autoridades sostienen que no necesita hacerlo. A los efectos halájicos, escribe Rabí David Yosef, Shlit”a, que aún cuando es apropiado en este caso que no realice el encendido, si desea excluirse del encendido que realizan en su casa, condicionándolo mentalmente, podrá hacerlo y en este caso podrá encender por sí mismo las luminarias de Janucá. Incluso si desea pronunciar las bendiciones tiene en quien apoyarse. 

Según la costumbre sefaradita, el hombre se exime con el encendido que realizan en su casa y por lo tanto no puede encender sus propias velas.

Si se halla hospedado en casa de un compañero y no abona por los gastos de hospedaje y comida, etc. como habitualmente ocurre con los huéspedes en la actualidad, hay opiniones que sostienen que se halla incluido en el encendido del dueño de casa y no necesita asociarse al mismo abonando una parte del aceite, etc. como vimos más arriba. De todas formas, escribe Rabí David Yosef, Shlit”a que será apropiado asociarse con el dueño de casa abonando simbólicamente una parte del aceite del encendido aún cuando no pague por el hospedaje. Según la costumbre ashkenazí, en este caso podrá excluirse mentalmente del encendido que realiza el dueño de casa y encender sus propias velas.

< <Halajá anterior Próxima Halacha> >

Pregunta al Rav