Halajá para miércoles 18 Tevet 5780 15 enero 2020

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

LOS SUEÑOS EN LA ACTUALIDAD

Pregunta: Es correcto ayunar en Shabbat si el viernes por la noche me acosó un sueño sumamente angustiante?

Respuesta: El Talmud (Berajot 55) afirma que quien vio en sus sueños una situación angustiante debe repararlo ante tres amigos. El dirá, he visto un buen sueño; a lo que responderán, has visto un bueno sueño, buen sueño buen sueño. El Eterno haga que tues sueños sean para bien y siete veces se decreten buenos designios sobre tus sueños. También se pronuncian otros versículos que allí se citan y la persona debe ayunar al día siguiente de haber visto un sueño que lo atemorizó.

Cita el Shuljan Aruj cap. 289 que incluso en Shabbat debe ayunar si el vierne por la noche soñó algo que lo atemoriza o angustia, pues en este caso el ayuno es su placer. Solo que en dicho caso debe ayunar nuevamente durante la semana por el deleite de Shabbat que no cumplió según establecieron nuestros  sabios con comida y bebida. El Tur, cita la opinión de Rab Amram Gaón y de Rab Klonimus quienes sostienen que en la actualidad no se debe ayunar en Shabbat pues no somos expertos en determinar que sueño es realmente premonitorio de algo malo y cual no. Sin embargo Maran en el Sh. Aruj no cita esta opinión.

Nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l cita en su libro (Hazon Ovadia folio 384) la opinión de Rabí Eliahu Hacohen (Igueret Eliahu cap. 4 Leyes sobre Maaser Sheni) quien sostiene que debido a la falta de conocimientos que tenemos sobre los sueños, en la actualidad no debemos ayunar en Shabbat por un sueño que nos compunge. De hecho muchos sueños que consideramos negativos son realmente positivos. Por ello quien me consulta sobre la posibilidad de ayunar en Shabbat sobre un sueño, le indico que coma y beba y disfrute en Shabbat, a condición de que durante todo el Shabbat no hable sino palabras de Tora y trate de leer todo el libro de Tehilim -Salmos- y el domingo distribuya caridad entre los pobres según sus posibilidades.

La obra Lebush opina que no se debe ayunar por un sueño en Shabbat ya que la mayoría casi absoluta de los sueños expresan vanidades y cuestiones banales. El Hid”a (Debash Lefi) relata de un erudito que solía ayunar en Shabbat por los sueños que lo aquejaban y en cierta ocasión le consultó y el rabino y este indicó que no ayunara y desde entonces dejó de soñar. En la obra Minhat Yehuda (Rabí Yehuda Fetaya z”l, de los grandes cabalista de Babel) leemos que existen espíritus malignos que disfrutan atormentando a la persona con sueños angustiantes, y si estos son tomados en cuenta continuarán estos espíritus haciendo de las suyas.

También en la obra Pele Yoetz (apartado “Lehem”) escribe que en la actualidad los sueños son sólo expresiones de banalidades humanas y ya no existen personas a quienes les transmiten sueños premonitorios como en la antigüedad.

De todas formas, cada sueños tiene perspectivas diferentes y debe ser analizado en forma individual.

Con respecto a la pregunta que nos ocupa, sueños atemorizantes, en general estos sueños denominados en el Talmud (Yoma 22) “siuta” no poseen relevancia con respecto al futuro y por lo tanto no deben tomarse en cuenta, especialmente para ayunar en Shabbat.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

REGALOS A LOS POBRES

Ya hemos visto en la entrega anterior, que uno de los preceptos de Purim establece el envío de dos regalos a dos pobres. Escribe Ramba”m (Leyes sobre Meguilá cap. 2) Cada persona está obligada a enviar a su compañero dos porciones de carne u otro tipo de alimento......

Para la lectura de la Halajá

ENVIO DE PRESENTES Y REGALOS A LOS NECESITADOS EN PURIM

Encontramos escrito en la Meguilat Esther: Envío de porciones entre un hombre y su compañero y regalos a los pobres (Meguila 9,22). El Talmud (Meguilá 7ª) aprende de estos versículos que el mínimo de porciones a enviar es de dos a una persona, en tanto que las......

Para la lectura de la Halajá

DESDE EL COMIENZO DE ADAR SE INCREMENTA LA ALEGRÍA

Escribe el Talmud (Ta´anit 29ª): Dijo Rabí Yehuda, hijo de Rab Shemuel ben Shilat en nombre de Rab, así como desde el comienzo del mes de Ab se disminuye la alegría, a partir del comienzo del mes de Adar se incrementa la alegría. Agregó Rab Papá, ......

Para la lectura de la Halajá

CUANDO RESPONDER BARUJ HU UBARUJ SHEMO

Dijo Moshe, El nombre de D-os he de convocar, demos gloria a nuestro D-os, y explica esta frase la traducción aramea de la siguiente forma, Cuando haya de convocar el nombre divino en mis plegarias, demos grandeza a nuestro Señor. De este versículo, aprende el Ro”sh, citad......

Para la lectura de la Halajá


SOBRE LA BENDICIÓN MEHAYE HAMETIM

Como vimos anteriormente, si se ausenta de su casa durante treinta días, al regresar y reencontrarse con sus familiares y amigos, aquellos por los que realmente posee una amistad genuina, debe pronunciar la bendición de Sheehayianu. El mismo párrafo del Talmud (Berajot 58) qu......

Para la lectura de la Halajá

ESCRITURA SOBRE LA VENTANA EN SHABBAT

Pregunta: En invierno, cuando las ventanas se hallan empañadas por efecto de la humedad interna en las casas ¿se puede escribir sobre esta humedad con los dedos? Respuesta: Una de las treinta y nueve actividades prohibidas en shabbat es la de escribir. Esta prohibición aplica......

Para la lectura de la Halajá

BARUJ HU UBARUJ SHEMO –CONTINUACIÓN-

Como vimos en la entrega anterior, el Ro”sh instituyó la costumbre de responder Baruj Hu Ubaruj Shemo cada vez que se oye el nombre sagrado en una bendición. Pero aclaramos que, debido a que se trata de una costumbre, no de una obligación absoluta, no se responde en medio ......

Para la lectura de la Halajá

BENDICIÓN DE SHEEHAYIAN POR EL REENCUENTRO CON UN AMIGO

Pregunta: La persona que se ausenta de su casa por treinta días y al regresar se alegra de reencontrarse con sus familiares y amigos ¿debe pronunciar la bendición de Sheehayianu? Respuesta: El Talmud (Berajot 58) enseña en nombre de Rabí Yehoshua ben Levy que la......

Para la lectura de la Halajá