Halajá para martes 14 Cheshvan 5780 12 noviembre 2019

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

EL MÉRITO DE LA TORA

Pregunta: Se pueden convenir con un erudito, por medio de una suma de dinero adquirir o compartir el mérito del estudio de Torá al que se dedica?

Respuesta: Es un hecho, que como parte del precepto de estudiar Torá y de la caridad se halla el apoyar a los estudiosos de Torá que dedican su tiempo a la noble y sagrada tarea del estudio sagrado. Y nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l, durante muchos años en sus periplos tanto dentro de Israel como fuera de ella enseñaba sobre el gran mérito que tienen aquellos que sirven de sostén a la Torá, apoyando a los estudiosos, un mérito que no sólo acompaña a la persona en este mundo sino también en el venidero.

El Talmud (Sota 21) relata sobre el gran sabio Hilel que dedicaba su vida al estudio de la Torá y lo hacía sumido en una gran pobreza. El tenía un hermano que se dedicó al comercio y se convirtió en un hombre muy rico, aún así no consideró que debía apoyar a su hermano estudioso. Cuando Hilel se transladó a Israel, lo designaron príncipe y maestro debido a sus conocimientos, entonces su hermano le propuso cederle la mitad de su fortuna a cambio de la mitad de su mundo venidero. Sin embargo, un eco celestial proclamó el ver. que recita: Si el hombre entrega toda su fortuna con amor, lo han de avergonzar.

O sea, es posible convenir desde un principio compartir los méritos del estudio de otro sosteniéndolo económicamente, pues este apoyo lo ayuda en su encomiable labor. Pero no se puede adquirir el mundo venidero o el mérito que el otro obtuvo estudiando, ya que no existe precio material que pueda valorar la espiritualidad y el mérito adquirido por medio del estudio.

Contó Rabi Ovadia Yosef z”l sobre el gran erudito Rabí Itzjak Eljanan z”l, quien durante su adolescencia se dedicaba al estudio de la Torá en forma abnegada y dentro de una profunda pobreza. Durante el invierno crudo de Europa, sus zapatos se rompieron y el frío le calaba los huesos, lo que le provocaba un gran sufrimiento. Frente a la casa de estudios donde él estudiaba había una zapatería perteneciente a un judío, el se acercó al hombre a pedirle si podía ayudarlo pues no podía comprar otro par de zapatos y el frío le dificultaba el estudio. Aquel hombre reaccionó en forma negativa y le espetó que él no distribuía zapatos gratis sino los vendía.

Con los años, Rabí se convirtió en uno de los grandes sabios de la generación y fue designado como rabino de gran ciudad de Kobna, así se cumplió en él la afirmación rabínica que dice que quien cumple la Torá en la pobreza finalmente la cumplirá en la riqueza.

Cuando Rabí Itzjak z”l comenzó a editar sus famosas obras, plenas de conocimiento y sabiduría, numerosos hombre ricos se acercaron a ofrecerse como sponsors para editar sus libros y figurar en ellos por medio de sus dedicatorias.

Entre estos, se acercó aquel zapatero que le había negado al entonces joven estudioso un par de zapatos, le preguntó el rabino si conocía Itzjak Eljanan, el hombre azorado le respondió que no entendía su pregunta. Le dijo Rabí Itzjak que él era el joven estudiante Itzjak Eljanan que se acercó a su zapatería en busca de ayuda debido a su pobreza y carencia y él lo avergonzó respondiendo en forma ingrata, entonces podría haber comprado, con un par de zapatos una gran parte en el mundo venidero pero hoy ya su contribución es innecesaria, sobre este tipo de ayuda está dicho, “si va a dar el hombre toda su riqueza, lo han de avergonzar”.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

SUCOT UNA FESTIVIDAD NACIONAL

El Hid”a escribe (Bebash Lefi) que en la palabra “suca” -en hebreo- hallamos indicios para las leyes de esta festividad. La palabra se compone en hebreo de las letras “samaj” “jaf” y “he”. La primera es cerrada en todos sus lados, así quie......

Para la lectura de la Halajá

TERMÓMETRO EN SHABBAT

Obviamente, los termómetros eléctricos o electrónicos están prohibidos en Shabbat, la pregunta en este caso es sobre los termómetros que utilizan mercurio, u otros minerales debido a la toxcicidad del mercurio, y no utilizan en absoluto la electricidad u electr&oac......

Para la lectura de la Halajá

LA MUJER CONOCEDORA DE TORÁ

Como vimos anteriormente, es necesario pararse en presencia de una mujer anciana así como se debe parar ante un erudito de Torá o su esposa. Vimos que Rabí Ovadia Yosef z”l escribió que las alumnas de las escuelas religiosas deben pararse en presencia de su mor&a......

Para la lectura de la Halajá

EL ENCENDIDO DE LAS LUMINARIAS DE JANUCÁ

Al encender las luces de Janucá es preciso prever que contengan suficiente aceite como para encender media hora a partir del momento del encendido, lo mismo aplica si enciende con velas de cera, en este caso debe preocuparse porque las mismas puedan permanecer encendidas por lo menos media ho......

Para la lectura de la Halajá


JANUCÁ

Durante el periodo del Bet Hamikdash –sagrado Templo de Jerusalén- el imperio romano emitió numerosos decretos contra el pueblo judío, tratando de impedir que continuaran con su particular estilo de vida, la observancia de los preceptos y el estudio de la Torá, y ll......

Para la lectura de la Halajá

VELAS DE SHABBAT Y VELAS DE JANUCÁ

Existe divergencia entre las primeras grandes autoridades halájicas con respecto al orden de encendido de las velas de Shabbat y de janucá. Según la opinión de la obra Baal Halajot Guedolot, se debe adelantar el encendido de las velas de Janucá a las velas de Shabb......

Para la lectura de la Halajá

PARARSE ANTE EL ANCIANO –CONTINUACIÓN-

Como vimos anteriormente, es preciso pararse delante de un anciano o un erudito de Torá, según lo establece el precepto de la Torá. Ahora, establece la halajá que no se le dispensa respeto al alumno delante de su maestro. O sea que si se encuentra con un maestro y su a......

Para la lectura de la Halajá

PARARSE EN PRESENCIA DE UN ERUDITO

Está escrito en la Torá: Ante la ancianidad te pararás y honrarás la faz del anciano (Vaikra 19). Explica el Talmud (Kiddushin 32) que “ancianidad” en este versículo hace referencia al hombre anciano, y “anciano” se refiere al hombre sabio, ......

Para la lectura de la Halajá