Halajá para domingo 30 Nissan 5779 5 mayo 2019

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

QUIEN HONRA A LA TORA

Enseña el Pirke Abot -La Etica de los Padres- en su cap. 4: Quien honra a la Torá su cuerpo es honrado por las criaturas. Esto significa que aquellas personas que reconocen el valor dela Torá y la honran así como los sabios de la misma, los demás honraran a su persona. Y así lo interpreta Rabbenu Yona z”l, quien explica que es un hecho obvio que es sumamente difícil distinguir quien es realmente un hombre justo -tzadik-, sin embargo si escuchamos a alguien que permanentemente elogia a los sabios y los enaltece, es realmente un hombre justo. Y asimismo lo contrario, si alguien critica a los sabios y los denigra, podemos tener la certeza de que no se trata de un hombre justo.

Nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l solía relatar (Anaf Etz Abot folio 58) un episodio ocurrido con el gran erudito Rabí Tzemaj Tzarfati z”l, una de las grandes autoridades rabínica de Túnez hace aprox. 300 años. Una noche, de crudo invierno de una obscuridad cerrada y una lluvia torrencial, el rabino estudiaba Torá a la luz de una vela en su casa cuando de repente la misma se apagó y el lugar quedó sumido en la obscuridad. El Rabino buscó en todos los rincones de la casa, quizás encontraba cómo encender nuevamente la vela, pero sin éxito.

Al lado de su casa había una panadería cuyo dueño, un árabe dormía en el lugar. El Rab se abrigó y se dirigió al local y en medio del frío tocó la puerta y al abrirse le explicó al hombre que necesitaba continuar estudiando y no tenía como encender la vela. Aquel le encendió la vela y el Rabino comenzó a regresar a su casa tratando de proteger la vela con los extremos de su túnica para evitar que el viento la apague. Sin embargo el viento pudo más y la vela se apagó, entonces el rabino regresó al lugar y tras disculparse por las molestias le pidió al hombre si podía nuevamente encender la vela, a lo cual el árabe accedió. Pero también esta vez se apagó la vela en el camino. Retornó el rabino a lo del árabe pero esta vez el hombre no fue en absoluto amable. Le espetó al rabino que su insistencia le alteraba el sueño, cada vez que venía a tocar la puerta debía levantar una pesada viga que aseguraba la misma, tras bajar de la planta alta, y todo eso le causaba un trastorno ya que al día siguiente debía levantarse a la madrugada para preparar las masas de la panadería. Rabí Tzemaj se disculpó con el hombre y lo bendijo que el Todopoderoso le prodigue tanto oro como peso tenía la viga que aseguraba la puerta. Al oír esto, el árabe se alegró y emocionó ya que conocía de la santidad del rabino y estaba seguro de que sus palabras se cumplirían. Por ello, esta vez decidió él mismo acompañar al rabino a su casa para asegurarse de que la vela no se apagase. Así el rabino, continuó con su estudio alegre de no tener que haber alterado sus estudios.

Cierto día, este panadero se encontró con un forastero al que no conocía, le preguntó aquel hombre si él trabajaba en la ciudad y este le respondió que sí, era panadero. Cuanto ganas por día? Preguntó aquel extraño, dos francos, respondió el panadero. Volvió a preguntarle el hombre: Deseas trabajar conmigo por dos meses y yo te recompensaré 10 francos diarios. Por supuesto, respondió el panadero! Así, se dirigieron ambos al lugar de trabajo pero en medio del camino el hombre sacó un pañuelo de su bolsillo y le dijo que debía cubrirle los ojos ya que el lugar al que se dirigían era sumamente secreto y nadie debía conocer su ubicación. Al llegar a destino, el hombre le quitó el pañuelo y el árabe se encontró con una mansión y el hombre lo guió hasta el sótano dela misma donde le mostró bolsas con grandes cantidades de piedras preciosas

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

SHABUOT

Está escrito en la Parashá –porción- de la Torá que relata sobre la entrega de la Torá: Y partieron de Refidim, y acampó allí todo el pueblo frente al monte (Shemot 19). Pregunta Rabbenu Hayim ben Atar z”l  en su obra&nbs......

Para la lectura de la Halajá

LA PLEGARIA DE ARVIT COMO NEDABA –OFRENDA-

Como hemos visto, la persona que comienza a rezar su plegaria y se percata de que ya ha rezado, debe interrumpir la misma pues de lo contrario todas las bendiciones que pronuncie serían en vano. Tampoco puede pensar en pronunciar lo que le resta de la amidá como nedabá, o sea of......

Para la lectura de la Halajá

LA CUENTA DEL OMER

Está escrito en la Torá: Y contaréis para vosotros desde el día siguiente del Shabbat, del día en que habéis ofrecido el ´omer, siete semanas completas (Vaikra 23,15). Afirman nuestros sabios (Menahot 65b) que el día siguiente al Shabb......

Para la lectura de la Halajá

SI RECUERDA QUE YA RECITÓ SU PLEGARIA

Pregunta: Cómo debe proceder la persona que en medio de su plegaria, se percata de que ya ha rezado? Respuesta: Como ya hemos visto, aún cuando según la halajá la persona podría pronunciar una plegaria de ofrenda, en la actualidad esto no es procedente......

Para la lectura de la Halajá


HORNEADOS LACTEOS

Ya hemos visto en entregas anteriores, que existe una prohibición de amasar pan con leche debido a la posibilidad de una confusión que lleve a consumirlo con carne y lo mismo una masa con carne debido a la posibilidad de un error que haga consumirlo con lácteos. Tambié......

Para la lectura de la Halajá

BENDICIONES MATUTINAS

Pregunta: Es necesario pararse para pronunciar las bendiciones matutinas? Respuesta: Existe bendiciones que debe ser pronunciadas de pie, como por ej. la bendición sobre el  ómer que se aprende del versículo que habla del mismo que debe pronunciarse de pie. ......

Para la lectura de la Halajá

LA NOCHE DE SHABUOT

Es una costumbre generalizada en todas las comunidades judías permanecer  despiertos toda la noche de Shabuot y dedicarse al estudio de la Torá hasta la madrugada, como lo cita el sagrado libro del Zohar:  Los grandes piadosos de la antigüedad dedicaban esta noche a......

Para la lectura de la Halajá

BENDICIONES SOBRE ALIMENTOS EN LA NOCHE DE SHABUOT

Como vimos en la entrega anterior, es costumbre permanecer despiertos la noche de Shabuot y dedicar la misma al estudio de Tora. Asimismo escribimos que esta noche es preciso leer el “Tikun” correspondiente el cual, según los maestros de Cabalá posee gran importancia, y ......

Para la lectura de la Halajá