Halajá para domingo 26 Av 5780 16 agosto 2020

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

SOBRE EL INTENTO DE SUICIDIO

Como hemos visto y según el dictamen de R.Hayim Palachi z”l, la persona que intentó suicidarse por medio del consumo de alguna sustancia tóxica o medicamentos y sus familiares lograron auxiliarlo a tiempo y salvó su vida, al recuperarse debe pronunciar la bendición de “hagomel”.

Y este este el contexto para aclarar cierta postura que adoptan personas ajenas al cumplimiento de los preceptos y con total desconocimiento de la filosofía de vida del judaísmo, que sostienen que aquel que intentó suicidarse es una persona que debe ser comprendido y considerado como un individuo necesita de contención y ayuda. Y aún cuando es preciso ayudar a estas personas, no se debe olvidar que quien atenta contra su propia vida está cometiendo un hecho condenado por la Torá y también en ese sentido debe recomponer sus ideas, pues solo en manos de D-os está la posibilidad de quitar una vida, El la entrega y El la quita cuadno Lo considera.

El Talmud (Avoda Zara 18) relata que el imperio romano en cierta ocasión emitió un decreto condenando a la hoguera a quien enseñara Torá, un decreto sumamente cruel y que ponía en peligro la continuidad del pueblo de Israel mismo al no poder continuar con el conocimiento de la Torá.

Relata el citado Talmud que el tanaíta Rabí  Hanania ben Teradión no respetó este decreto y se desplazaba por los distintos lugares de Israel enseñando Torá, para evitar que este cayera en el olvido.

En cierta ocasión, coincidieron en un lugar R. Hanania ben Teradión y Rabi Yose ben Kisma, este último un sabio que gozaba de gran reputación incluso entre los círculos más altos del imperio. Rabí Yose ben Kisma increpó a Rabí Hanania ben Teradión diciéndole, si de los cielos otorgaron a este imperio elpoder y el gobierno y ellos decretan que no se estudie Torá ¿por qué tu irrespetas esta decisión gubernamental? Le respondió Rabí Hananiá que es imposible dejar al pueblo de Israel sin maestros y sin formación en Torá y de los cielos se ha de apiadar. Rabí Yosé le dijo, yo te estoy exponiendo argumentos lógicos y razonables y tu simplemente me respondes que “de los cielos se han de apiadar”?!

O sea que R. Yose consideraba que no era necesario exponerse y enseñar Torá en público contra las órenes del imperio y que Rabí Hananiá sería capturado y asesinado.s

Le preguntó R. Hananiá o sea que mi actitud de exponerme por la enseñanza debe ser considerada como un suicidio y pierdo mi parte en el mundo venidero? Y le respondió el otro sabio “que con tu porción en el mundo venidero esté mi porción” Rabí Shlomo KIuger z”l explica esta respuesta de la siguiente manera, en realidad Rabí Hananiá estaba actuando en función de salvar al pueblo de Israel y por ello su actitud no era considerada un pecado.

A los pocos días los policías designados para guardar el decreto imperial capturaron a Rabí Hananiá y sometieron a la hoguera, y para incrementar su sufrimientos lo envolvieron con trapos mojados y así el fuego tardaba en consumirá y Rabí Hananiá sufría más. El verdugo le preguntó al Rabí por qué no abría la boca y así la asfixia provocaría una muerte más rápida. Rabí Hananiá le respondió que él no haría nada para acortar su vida, pues el Todopoderoso que insufla la vida es Quien puede quitarla. Volvió el verdugo a preguntar al Rabí si le quitaba los paños húmedos para que muriera más rápido y él le prometía que tendría parte en el mundo venidero, a lo que el Rabí respondió afirmativamente.

De lo anterior concluimos la gravedad del suicidio según la Torá, que condena al suicida y determina que pierde su mundo venidero. Esto no va en detrimento que en el juicio celestial tienen en cuenta las situaciones agravantes que afectaron a la persona en este mundo, sin embargo esto no disminuye la gravedad del suicidio. De hecho, determina el Talmud y así lo dictamina el Sh.Aruj que la persona que se suicida no goza de luto por parte de sus familiares, no se rasga la vestimenta por él ni se llevan a cabo las prácticas de luto que se requieren por un fallecido como los siete días de luto. Todo esto debido a la gravedad del suicidio. Aún así, escribió nuestro maestro z”l (Yebia Omer tomo 2 y 6) que es necesario analizar cada caso en particular ya que existen situaciones que ameritan guardar luto por la persona fallecida.

Lo anterior incluye la eutanasia o la autorización para desconectar al enfermo y acelerar su muerte y los  médicos que así lo practican considerando que ayudan al enfermo a dejar de sufrir son considerados como malvados, pues nadie puede atribuirse el derecho de acortar una vida ya que el Todopoderoso la otorga y en tanto el hombre se encuentra en este mundo, cada momento y respiración de la que goza lo hacen expiar pecados y rectiicar parte de sus errores que lo harán meritorio de un mejor lugar en el mudo venidero.

Ocurrió en cierta ocasión, durante la época en que nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef z”l contaba sólo 17 años y estudiaba en la yeshivá Porat Yosef, un joven que estudiaba junto a nuestro maestro, sufría de una extrema pobreza sumado a que había quedado huérfano de padre a temprana edad y su madre lo acosaba permanentemente. Llegó el momento en que tras regresar a su casa y su madre lo molestó lo acosó el joven regresó a la Yeshiba y en el camino ingresó a la farmacia y compró un veneno, al llegar a la Yeshiva le pidió a un joven que le trajera un vaso de agua y lo tomó junto con el momento. Tras unos momentos comenzó este joven a tener espasmos y cayó desplomado. Los jóvenes que se hallaban a su rabi alrededor, incluyendo a nuestro maestro, quienes ante la desesperación llamaron a uno de los rabinos de la Yeshiba Rabí Yosef Sharabani z”l, suegro de Rabí Ben Tzion Aba Shaul z”l, y otros de los rabinos de la Yeshiba condujeron al joven al hospital donde, gracias al Eterno pudieron reanimarlo y salvarle la vida. De hecho nuestro maestro contaba que cada vez que lo veía se recordaba de aquella situación.

Tanto los rabinos como los estudiantes estaban sumamente consternados por el hecho. Sin embargo Rabí Eliahu Lopez z”l, por aquel entonces el maestro de nuestro maestro, reunió a los jóvenes de la Yeshiba y les dirigió unas palabras. Entre otras cosas habló sobre la gravedad del suicidio, teniendo en cuenta que entre los jóvenes muchos sufrían los embates del hambre y la pobreza extrema y eran asimismo huérfanos de padre. Entre otras cosas refirió una anécdota que relató Rabí Eliahu Hacohen en su obra un increíble episodio que ocurriera en sus días en relación a este tema.

Una mujer de la ciudad sufría de una extraña enfermedad, similar a la epilepsia, en que la mujer caía inconciente totalmente y después de un rato se recuperaba. Tras perder las esperanzas de hallar una cura, se dirigieron a Rabí Eliahu Hacohen z”l para ver si él podía ayudar a la pobre mujer.

Cuando llegó Rabí Eliahu a la casa de la mujer, esta cayó inconciente y una extraña voz se emitió de su garganta saludando al rabino. Este asombrado le preguntó ¿Quién eres y por qué me saludas? Le respondió el espíritu imbuido en  la mujer, que era un ex compañero del rabino que estudiaron juntos en la casa de estudios y oían Torá de boca del Rabí. Se trataba de un joven que muy exitoso laboralmente y que disponía de cierta comodidad económica. Cuando le presentaron una joven y estuvo dispuesto a comprometerse, asumió aportar una suma importante destinada a la dote y la construcción de una vivienda común. Sin embargo, a partir del compromiso, aparentemente de los cielos determinaron que debía  expiar por sus años alejado de la Torá y comenzó su decadencia económica. Debido a esta situación, el joven de entonces decidió vender sus restantes pertenencias y donarlas a los pobres de la ciudad y posteriormente se quitó la vida, dejando a una pobre novia deshauciada.Rabí Eliahu Hacohen z”l reconocío al joven y recordó cuando este fue llevado a su última morada y enterrado lejos de las otras tumbas debido a que se trataba de un suicidio. Rabí Eliahu z”l que era un gran cabalista hizo lo necesario para su expiación en los cielos.

Y aún cuando aquel joven durante su vida y tras haber retornado a la vida judía se convirtió en un gran tzadik y temeroso de los cielos y observante de los preceptos, sufrió de grandes castigos debido a que puso fin a su vida.

Por ello nosotros los judíos temerosos de D-os y respetuosos de la Torá sabemos de la santidad de la vida y cuanto es preciso guardarla y respetarla.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

ORDEN RITUAL DE LA NOCHE DE ROSH HASHANA

Las dos noches de Rosh Hashana es costumbre comer alimentos que simbolizan buenos designios para Israel. Por ello se come Rubia o lubia en árabe, zapallo –calabaza dulce-, dátiles, acelga, puerro, cabeza de cordero, manzana y miel. Ya hemos escrito oportunamente, que la perso......

Para la lectura de la Halajá

COMO RETRACTARSE DE LAS CALUMNIAS HABLADAS

Pregunta: Es necesario, para poder retractarse correctamente, acercarse a la persona que se criticó –sobre la que se habló “lashon hara”- para aclararle lo que habló de él? Por otro lado, el rabino que dictaminó en forma rigurosa, prohibió ......

Para la lectura de la Halajá

TIEMPO DE LLUVIAS

Comenzamos a citar el párrafo “Mashib Haruaj…” en la plegaria de Musaf (adicional) de la festividad de Simjat Torá (shemini atzeret, fuera de Israel). No se trata de un pedido formal por las lluvias sino de una alabanza al Creador, por ello se denomina en el lenguaje......

Para la lectura de la Halajá

EL ARCOIRIS

La persona que ve un rayo debe pronunciar la siguiente bendición: Baruj Ata A-donay Elohenu Melej Haolam Osé Maase Bereshit. Quien escucha un trueno debe pronunciar la siguiente bendición: Baru Ata A-donay Elohenu Melej Haolam Shekohó Ugburató Malé Olam. En ......

Para la lectura de la Halajá


ENCENDIDO DE VELAS EN ROSH HASHANA

El primer día de Rosh Hashana es costumbre encender las luminarias del Yom Tob –festividad- antes de la caída del sol, como se lo hace en la víspera de Shabbat. De todas formas, si no se encendieron las luminarias en la víspera de la festividad, podrá la muje......

Para la lectura de la Halajá

LAS NUEBES DE GLORIA

En el Talmud (Sucá 11) leemos que la Sucá nos recuerda la nubes de la Gloria divina que acompañaban al pueblo de Israel en el desierto. Asimismo nos relata el Talmud (Taanit 9) “Tres buenos dirigentes tuvo el pueblo de Israel –al salir de Egipto-, Moshe, Aharon y ......

Para la lectura de la Halajá

INTERRUPCIÓN ENTRE EL LAVADO DE MANOS Y EL CONSUMO DEL PAN

El talmud (Berajot 42ª) afirma que el lavado de manos debe realizarse inmediato a la bendición –del pan-. Entre las grandes autoridades halájicas de los primeros tiempos existe discrepancia sobre esta afirmación. Algunos sostienen que se refiere a “maim ajaronim......

Para la lectura de la Halajá

PORMENORES DE LA PLEGARIA DE ROSH HASHANA

Obviamente, las plegarias de Rosh Hashana son pronunciadas desde un “majzor” o libro de plegarias en los cuales encontramos distintos textos y semánticas, según la costumbre de cada comunidad. Sin embargo, debido a la inquietud que cada año nos hacen llegar sobre alg......

Para la lectura de la Halajá