Halajá para jueves 30 Sivan 5781 10 junio 2021

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

DIEZMO MONETARIO PARA LOS HIJOS

Pregunta: Las personas que suelen separar de sus ingresos mensuales el diezmo monetario ¿pueden destinar el mismo a la educación y demás necesidades de los hijos que de él dependen?

Respuesta: Como hemos visto anteriormente, es una obligación para cada judío colaborar con la tzedaka –caridad- y se cataloga como una condición intermedia entregar como mínimo un diez por ciento de los ingresos.

Ahora, se puede destinar este diezmo a los hijos que de él dependen? Según la halajá prescripta en el Talmud y el Shuljan Aruj la persona no está obligada a mantener a sus hijos menores y todo lo que se hace por ellos es como parte de la obligación de la tzedaka. Afirma el Talmud (Quetubot 50ª) sobre el versículo Dichosos quienes guardan la justicia y hacen lo justo en cada momento, que esto se refiere a quienes mantienen y alimentan a sus hijos menores. O sea que la persona que mantiene a sus hijos menores que se hallan por sobre los seis años, es considerada dicha acción como una tzedaka, una caridad a la que está obligado cada judío. Y así lo legisla Ramba”m (Leyes sobre Regalos a los Menesterosos cap. 10) quien enseña que la persona que alimenta y provee de sus necesidades a sus hijos pequeños aún cuando según la halajá no está obligado a hacerlo, se considera dicha acción como un acto de tzedaka.

Debido a esto escribe Rabí Meir de Rotemborg z”l que la persona puede destinar el diezmo de sus ingresos a pagar la educación de sus hijos menores pues esto se considera una tzedaka; y a pesar de que el Hid”a disiente de Rabí Meir de Rotemborg z”l pues afirma que según la Kabalá existe una obligación de entregar el diezmo a la tzedaka. Asimismo, sólo los preceptos que no se podían haber cumplido sin el dinero del diezmo pueden ser llevarse a cabo con este dinero, no aquellos que de todas formas se hubiesen cumplido, como la manutención de los hijos menores que poseen más de seis años. De todas formas nuestro maestro Rabí Ovadia Yosef, z”l disiente de esta opinión del Hid”a y sostiene que la halajá se dictamina según la opinión de Rabí Meir de Rotemborg z”l y se puede destinar el diezmo monetario a la manutención y educación de los hijos mayores de seis años ya que esto también se considera una tzedaká. Y aún cuando en la actualidad según lo instituido por el superior rabinato de Israel las personas deben mantener a sus hijos hasta la edad de quince años, esto no impide que se destine el dinero del diezmo –ma´aser- para mantener a los hijos.

De todas formas, la persona que acostumbró hasta el momento separar el diezmo de sus ingresos para necesidades de Tzedaká, es adecuado que realice “hatarat nedarim” –nulidad de las promesas- sobre su costumbre de separar el diezmo para la caridad, y a partir de ahora lo destine a la manutención y educación.

Por supuesto esto aplica exclusivamente a aquellas personas que educan a sus hijos en instituciones religiosas, no se puede destinar el dinero del ma´aser a la educación de los hijos en institutos laicos.

Y si puede destinar el ma´aser para cuestiones de tzedaka y evitar abonar la educación de los hijos con el mismo, se considera esto un acto de suma piedad y recaerá sobre él la bendición de l cielo.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

EL ENCENDIDO DE LAS LUMINARIAS DE JANUCÁ

PRECEPTO DEL ENCENDIDO. Todos los ocho días de Janucá  -siendo para el año 5782, comenzará el domingo 28 de noviembre por la noche, es decir víspera del lunes- es una mitzvá encender luminarias. Los sefaradim acostumbran a encender un candelabro por fa......

Para la lectura de la Halajá

SI ES PRECISO BENDECIR AL PROBAR LA COMIDA

Como vimos en distintas ocasiones, con respecto a la bendición sobre los alimentos que pronunciamos previo a consumirlos, aún cuando se come una mínima cantidad se debe pronunciar la bendición ya que está prohibido obtener provecho alguno de este mundo sin recitar ......

Para la lectura de la Halajá

EL HUESPED EN LA SALIDA DE SHABBAT JANUCÁ

Pregunta: El hijo casado que se hospeda en casa de sus padres en Shabbat ¿Cómo debe proceder con el encendido de las velas de Janucá la salida de Shabbat? Respuesta: Como hemos visto, según la costumbre sefaradí el hijo casado que se hospeda en casa de......

Para la lectura de la Halajá

VELAS DE SHABBAT Y VELAS DE JANUCÁ

Existe divergencia entre las primeras grandes autoridades halájicas con respecto al orden de encendido de las velas de Shabbat y de janucá. Según la opinión de la obra Baal Halajot Guedolot, se debe adelantar el encendido de las velas de Janucá a las velas de Shabb......

Para la lectura de la Halajá


LOS HIJOS CASADOS QUE SE HOSPEDAN EN CASA DE LOS PADRES

En entregas anteriores hemos aclarado, que la persona que se halla de viaje y se hospeda en casa de un compañero y su familia se halla con él, se incluye en el encendido del dueño de casa y por lo tanto no necesita encender por sí mismo. Todo esto es válido si no d......

Para la lectura de la Halajá

EL HUESPED EN JANUCÁ

La persona que se halla de viaje en Janucá y su esposa e hijos no enciende en su casa pues lo acompañan en el viaje, de hospedarse en casa de una persona a la que le paga por el hospedaje y la comida, etc. debe asociarse con el dueño de casa en el encendido de las velas abonando......

Para la lectura de la Halajá

ORDEN RITUAL DE LA NOCHE DE ROSH HASHANA

Las dos noches de Rosh Hashana es costumbre comer alimentos que simbolizan buenos designios para Israel. Por ello se come Rubia o lubia en árabe, zapallo –calabaza dulce-, dátiles, acelga, puerro, cabeza de cordero, manzana y miel. Ya hemos escrito oportunamente, que la perso......

Para la lectura de la Halajá

EL SENTIDO DE JANUCA Y SUS IMPLICANCIAS HOY

Ya hemos citado la trascendencia de estos días de Janucá, en los que el Eterno socorrió al pueblo de Israel ante el opresor griego e hizo que un pequeño grupo de sacerdotes, las familia de los Hashmonaim, venciera a un enemigo numéricamente muy superior y designara......

Para la lectura de la Halajá