Halajá para domingo 29 Tevet 5779 6 enero 2019

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

ALIMENTOS PRINCIPALES Y SECUNDARIOS

El Talmud (Berajot 44ª) enseña: Si le ofrecen –al hombre- un alimento sumamente salado- o dulce por demás- (ver tosafot  Ib) como comida principal y la  acompañan con un trozo de pan, pronunciará la bendición correspondiente al alimento salado y esta lo exime de bendecir por el pan, ya que éste se considera secundario. La regla por lo tanto es, todo alimento principal exime con su bendición al alimento secundario.

Pasamos a explicar. Si la persona es convidada con un fruto dulce o alguna confitura, etc. y debido al extremo dulzor de fruto debe comer un trozo de pan para no empalagarse, o si come un alimento sumamente salado o picante y come un trozo de pan para neutralizar la sal o la extrema sazón del alimento principal, en cuyo caso el consumo del pan hace que se obtenga mayor placer del alimento principal, no debe bendecir sobre el pan pues se considera totalmente secundario al alimento principal.

Escribe Rabbenu Yona (s. XIII) que esta Mishna del Talmud no nos viene a enseñar una regla halájica tan básica como que los alimentos principales eximen a los secundarios de su bendición, ya que esto es obvio y se infiere  de la legislación anterior que el mismo Talmud cita: Si bendice sobre el pan, exime a los alimentos que lo acompañan. Pero lo que viene a enseñar este Talmud es que incluso el pan, que es considerado el alimento más importante, puede en ciertas ocasiones considerarse secundario, o sea cuando lo consume tras un alimento con la intención de hacer a éste más digerible.

Así lo dictaminan el Tur y el Shuljan Aruj (cap. 212) y escriben:  Todo alimento principal que es acompañado por un alimento adicional y secundario, se bendice sobre el principal y se exime al secundario, tanto de la bendición previa como de la posterior. Y esta legislación no solo aplica cuando los alimentos se hallan mezclados, sino aún cuando cada uno se presenta en forma individual. E incluso el pan, que es el alimento más importante, si se consume como acompañante o secundario, por ejemplo si acompaña un pescado salado, se exime el pan con la bendición del pescado.

Por supuesto, nos siempre el pan puede ser considerado como secundario a otro alimento, por ejemplo si come un trozo de pan untado con mermelada, en este caso no se considera el pan como secundario a la mermelada, ya que en este caso el pan es considerado  el alimento principal y la bendición de Hamotzi  que pronuncia sobre el pan exime a la mermelada. Solo en caso que el pan se consuma para neutralizar el sabor extremo de un alimento puede considerarse secundario totalmente ya que en este caso  no se interesa en absoluto por el consumo del pan en sí y por lo tanto se exime su bendición con la del alimento principal que le interesa comer.

En síntesis: Quien come dos tipos de alimentos cuyas bendiciones son diferentes, y uno de ellos es principal y el otro secundario a él, no debe bendecir por cada uno de ellos en forma independiente sino pronunciará la bendición por el alimento principal y eximirá así al secundario. Por lo tanto, si la persona está comiendo un alimento muy salado o muy dulce y desea consumir un trozo de pan exclusivamente para neutralizar un poco la intensidad de la sal o el dulce, no debe bendecir sobre el pan pues se considera secundario al otro alimento.

En próximas entregas aclararemos otros aspectos de esta legislación.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

SHABUOT

Está escrito en la Parashá –porción- de la Torá que relata sobre la entrega de la Torá: Y partieron de Refidim, y acampó allí todo el pueblo frente al monte (Shemot 19). Pregunta Rabbenu Hayim ben Atar z”l  en su obra&nbs......

Para la lectura de la Halajá

LA PLEGARIA DE ARVIT COMO NEDABA –OFRENDA-

Como hemos visto, la persona que comienza a rezar su plegaria y se percata de que ya ha rezado, debe interrumpir la misma pues de lo contrario todas las bendiciones que pronuncie serían en vano. Tampoco puede pensar en pronunciar lo que le resta de la amidá como nedabá, o sea of......

Para la lectura de la Halajá

LA CUENTA DEL OMER

Está escrito en la Torá: Y contaréis para vosotros desde el día siguiente del Shabbat, del día en que habéis ofrecido el ´omer, siete semanas completas (Vaikra 23,15). Afirman nuestros sabios (Menahot 65b) que el día siguiente al Shabb......

Para la lectura de la Halajá

SI RECUERDA QUE YA RECITÓ SU PLEGARIA

Pregunta: Cómo debe proceder la persona que en medio de su plegaria, se percata de que ya ha rezado? Respuesta: Como ya hemos visto, aún cuando según la halajá la persona podría pronunciar una plegaria de ofrenda, en la actualidad esto no es procedente......

Para la lectura de la Halajá


BENDICIONES MATUTINAS

Pregunta: Es necesario pararse para pronunciar las bendiciones matutinas? Respuesta: Existe bendiciones que debe ser pronunciadas de pie, como por ej. la bendición sobre el  ómer que se aprende del versículo que habla del mismo que debe pronunciarse de pie. ......

Para la lectura de la Halajá

LA NOCHE DE SHABUOT

Es una costumbre generalizada en todas las comunidades judías permanecer  despiertos toda la noche de Shabuot y dedicarse al estudio de la Torá hasta la madrugada, como lo cita el sagrado libro del Zohar:  Los grandes piadosos de la antigüedad dedicaban esta noche a......

Para la lectura de la Halajá

BENDICIONES SOBRE ALIMENTOS EN LA NOCHE DE SHABUOT

Como vimos en la entrega anterior, es costumbre permanecer despiertos la noche de Shabuot y dedicar la misma al estudio de Tora. Asimismo escribimos que esta noche es preciso leer el “Tikun” correspondiente el cual, según los maestros de Cabalá posee gran importancia, y ......

Para la lectura de la Halajá

Yom TOB SHENI -Continuación-

Como vimos anteriormente, un ciudadano israelí que viaja fuera de Israel, por ej. Para una festividad familiar y permanece allí durante el segundo día de Yom Tob debe comportarse como los habitantes de la diáspora, excepción hecha de las plegarias y otras disposici......

Para la lectura de la Halajá