Halajá para lunes 24 Nissan 5779 29 abril 2019

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

QUIEN DUDA EN LA CUENTA DEL OMER

Ya hemos aclarado, que la persona que omitió un día la cuenta del ´omer no puede continuar con la misma, por lo menos pronunciando la bendición correspondiente. El motivo para ello es que discreparon los grandes comentaristas sobre si la cuenta del ´omer es un precepto extenso, que se extiende cuarenta y nueve días, o si cada día se considera un precepto independiente. Si consideramos esta última opinión nos resultaría que aún la persona que olvidó la cuenta de un día del ´omer puede continuar la cuenta con la respectiva bendición ya que cada día es considerado un nuevo precepto que no se relaciona con la cuenta del día anterior. Así como la persona que no se colocó los Tefilín –D-os no lo permita- un día, indudablemente debe colocárselos el día siguiente ya que no existe relación alguna entre la omisión de un día y la obligación que le compete el día siguiente. Sin embargo en este caso, si consideramos la cuenta del ´omer como un  precepto que se extiende por un lapso de cuarenta y nueve días, la persona que olvidó un día de contar el ´omer ya no podrá continuar con su cuenta, pues al perder un día no se considera su observancia íntegra, completa. Esta es la opinión de la obra Halajot Guedolot, quien sostiene que la persona que omitió un día en la cuenta del ´omer ya no puede continuar la cuenta de los días siguientes.

A los efectos halájicos, teniendo en cuenta que la mayoría de los grandes comentaristas disienten de la opinión del Halajot Guedolot, la persona que olvidó un día la cuenta del ´omerdebe continuar contando los días siguientes. Sin embargo, siendo que la prohibición de pronunciar el nombre divino es sumamente grave, dictaminamos que aún cuando debe continuar contando el ´omer no debe pronunciar la bendición correspondiente –al sefirat ha´omer- a fin de tomar en cuenta la opinión de la obra Halajot Guedolot, sólo contará el día que corresponda, evitando así la posibilidad de pronunciar el nombre de D-os en vano.

De acuerdo a lo hasta aquí expuesto, y siendo que tomamos en cuenta la opinión de la obraHalajot Guedolot a los efectos de la bendición, nos resultaría que la persona que se halla en dudas si contó el ´omer, o se halla en dudas si contó correctamente, por ejemplo si rezó sólo en su casa y está en dudas si contó correctamente, aún cuando debe continuar con la cuenta del ´omer  no debe continuar pronunciando la bendición sobre los días siguientes, ya que de acuerdo a la opinión de la obra Halajot Guedolot  su cuenta ya no se considera un precepto completo (en el caso en que efectivamente haya olvidado la cuenta de un día).

Sin embargo, a los efectos halájicos no se debe proceder así, pues sólo en el caso en que de hecho olvidó un día del ´omer tomamos en cuenta la opinión del Halajot Guedolot y no se continúa pronunciando la bendición correspondiente. Pero si no posee la certeza de que olvidó la cuenta de un día, no es preciso tomar en cuenta la opinión del Halajot Guedolotpues de todas formas la mayor parte de los grandes comentaristas se expidieron en su contra.

En síntesis, si la persona se halla en dudas sobre si contó el ´omer el día anterior debe continuar contando el mismo con la bendición correspondiente, y sólo si posee la certeza que no contó una noche, o que contó en forma incorrecta, debe interrumpir de bendecir en las noches sucesivas.

 

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

SHABUOT

Está escrito en la Parashá –porción- de la Torá que relata sobre la entrega de la Torá: Y partieron de Refidim, y acampó allí todo el pueblo frente al monte (Shemot 19). Pregunta Rabbenu Hayim ben Atar z”l  en su obra&nbs......

Para la lectura de la Halajá

LA PLEGARIA DE ARVIT COMO NEDABA –OFRENDA-

Como hemos visto, la persona que comienza a rezar su plegaria y se percata de que ya ha rezado, debe interrumpir la misma pues de lo contrario todas las bendiciones que pronuncie serían en vano. Tampoco puede pensar en pronunciar lo que le resta de la amidá como nedabá, o sea of......

Para la lectura de la Halajá

LA CUENTA DEL OMER

Está escrito en la Torá: Y contaréis para vosotros desde el día siguiente del Shabbat, del día en que habéis ofrecido el ´omer, siete semanas completas (Vaikra 23,15). Afirman nuestros sabios (Menahot 65b) que el día siguiente al Shabb......

Para la lectura de la Halajá

SI RECUERDA QUE YA RECITÓ SU PLEGARIA

Pregunta: Cómo debe proceder la persona que en medio de su plegaria, se percata de que ya ha rezado? Respuesta: Como ya hemos visto, aún cuando según la halajá la persona podría pronunciar una plegaria de ofrenda, en la actualidad esto no es procedente......

Para la lectura de la Halajá


HORNEADOS LACTEOS

Ya hemos visto en entregas anteriores, que existe una prohibición de amasar pan con leche debido a la posibilidad de una confusión que lleve a consumirlo con carne y lo mismo una masa con carne debido a la posibilidad de un error que haga consumirlo con lácteos. Tambié......

Para la lectura de la Halajá

BENDICIONES MATUTINAS

Pregunta: Es necesario pararse para pronunciar las bendiciones matutinas? Respuesta: Existe bendiciones que debe ser pronunciadas de pie, como por ej. la bendición sobre el  ómer que se aprende del versículo que habla del mismo que debe pronunciarse de pie. ......

Para la lectura de la Halajá

LA NOCHE DE SHABUOT

Es una costumbre generalizada en todas las comunidades judías permanecer  despiertos toda la noche de Shabuot y dedicarse al estudio de la Torá hasta la madrugada, como lo cita el sagrado libro del Zohar:  Los grandes piadosos de la antigüedad dedicaban esta noche a......

Para la lectura de la Halajá

BENDICIONES SOBRE ALIMENTOS EN LA NOCHE DE SHABUOT

Como vimos en la entrega anterior, es costumbre permanecer despiertos la noche de Shabuot y dedicar la misma al estudio de Tora. Asimismo escribimos que esta noche es preciso leer el “Tikun” correspondiente el cual, según los maestros de Cabalá posee gran importancia, y ......

Para la lectura de la Halajá