Halajá para domingo 26 Adar 5780 22 marzo 2020

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

CONDICIONANDO UTENSILLOS PARA PESAJ - En relación a la pandemia que nos está afectando

----------------------------------

En relación a la pandemia que nos está afectando, hay un párrafo conocido en el Talmud (Guitín 56) que comenta sobre el emperador Titos, quien tras haber destruido y profanado el sagrado Templo de Jerusalén, se embarcó de regreso a Roma y en el trayecto una gran marea amenazaba con hundir su barco, entonces retó al Eterno exclamando, Tienes poder sólo en el agua, al Faraón y sus huestes los hundiste en el mar Rojo, también a Siserá y su ejército hundiste en el mar y ahora pretendes hacer lo mismo conmigo, enfréntame en la tierra! En ese momento, un eco celestial proclamó, malvado hijo de malvados e inicuos, Yo no necesito enfrentarte, enviaré una pequeña criatura y ella te combatirá. Así, al llegar a tierra ingresó un mosquito por sus senos nasales y se alojó en su cerebro y lo torturó hasta el día de su muerte.

También el Midrash (Korah) relata que cuando el Eterno llevó al pueblo de Israel a la conquista de la tierra prometida, envió a unas avispas que atacaron a los Emoritas, cuya fuerza física era excepcional, aún así estas avispas los atacaban en su ojo derecho y se lo picaban instilándoles un veneno, así su ojo se destruía y ellos morían inmediatamente. D-os, actúa de esta forma, envía pequeñas criaturas para demostrar que toda nuestra aparente fuerza y poder no es mas que una ilusión. También el futuro, próximo, el Eterno enviará a los insectos que ataquen a los pueblos que nos acosan para quebrantarlos.

De lo anterior inferimos que D-os, ante el espíritu de soberbia y ansias de poder que se apoderó de esta generación, que piensa que sus alcances tecnológicos y científicos los hacen superiores a cualquier otra generación, un pequeño virus, invisible nos ataca y nos muestra Quien en realidad tiene el poder en el mundo para regir sus destinos.

El sagrado libro del Zohar (Vaierá) realta que en cierta ocasión se desató una epidemia en la que morían muchas personas, el intervino con su plegaria y eliminó la epidemia. Sin embargo, de los cielos le transmitieron que no había actuado correctamente ya que dicha epidemia no había cumplido su cometido, que era hacer que las personas retornen en teshuvá. El inmediatamente se dedicó a hacer que los individuos retornen en teshubá.

Por ello, debemos asumir esta situación con fe en el Eterno y no apartarnos de la comunidad para rezar a D-os y agregar el “Abinu Malquenu” que agregamos en los diez días que median entre Rosh Hashana y Quipur (sólo recitar los párrafos que se agregan en esa semana) y confiar que El nos salvará de todo peligro y prontamente enviará al Mashiaj, amen.

Todo lo anterior no significa que debemos desatender las instrucciones del ministerio de salud y cuidarnos aún mas de lo que nos indican.

Así recita el ver. “Ve hija mía -Israel- y enciérrate en tu cuarto por un tiempo hasta que pase el enojo divino”. Es importante recordar lo que cita el Kaf Hahyim, capítulo 1, que la porción de la Torá del Ketoret, que generalmente se recita en la mañana antes de la plegaria matutina y que, lamentablemente muchos obvian, es preciso recitarla en épocas de epidemia pues posee un fuerte poder protector, como lo afirma el sagrado libro del zohar.

----------------------------------

CONDICIONANDO UTENSILLOS PARA PESAJ

Ya hemos aclarado que no se deben utilizar utensilios de Hametz en Pesaj sin que los mismos hayan pasado un proceso de adecuación para Pesaj del Hametz se ha absorbido en sus paredes. De hecho, las leyes para kasherizar o hacer aptos los utensilios para Pesaj son complejas tanto desde la perspectiva halájica como de la práctica. Rabí Ovadia Yosef, z”l, tanto en sus obras como en sus clases, nos ha enseñado la forma de cómo volver kasher los objetos para Pesaj.

La regla general establece que cada objeto debe procesarse de la misma forma en que habitualmente se utiliza –Kebol´o caj Poltó-. Por lo tanto, los utensilios que se utilizan para cocinar, deben de procesarse con agua caliente, o sea introducir el objeto en otro más grande que contiene agua hirviendo, keli rishon, y se halla en ebullición sobre el fuego, no agua hirviendo que se ha vertido en otro objeto, ya que este sería considerado keli sheni y por lo tanto no es válido el proceso de hag´alá para hacer que expela el Hametz absorbido en el. Por lo tanto, los cuchillos, tenedores y cucharas se pueden procesar sumergiéndolos en agua hirviendo del termo eléctrico, introduciendo primero una parte del cuchillo y luego la otra (si el mango del cuchillo es de madera no se lo puede procesar por medio de la hag´alá.

Previo a la hag´alá los utensilios deben limpiarse detenidamente para eliminar todo vestigio de Hametz u óxido.

Las parrillas que se utilizan directamente sobre fuego, requieren procesarse también al fuego hasta que las chispas salten de la misma, o sea hasta poner el metal al rojo. Lo mismo aplica para las ollas llamadas “mágicas” en las que se hacen tortas durante todo el año, deben de procesarse poniéndolas al rojo sobre el fuego. Sin embargo, en las ollas esto no es habitualmente posible pues se destruirían, por lo que hay que adquirir ollas nuevas para Pesaj. Las ollas que fueron utilizadas sólo para cocción, no para el horno, pueden procesarse por medio de lahag´alá más arriba explicada.

Las tapas de la cocina pueden limpiarse minuciosamente y efectuarles la hag´alá. Si le vierte agua hirviendo de un Queli Rishon, objeto que se halla sobre el fuego, es suficiente con ello y pueden utilizarse en Pesaj.

Las 8 Halajot más populares

EN LAS TRES SEMANAS

Es apropiado evitar la bendición de sheehayanu durante las tres semanas que transcurren entre el 17 de Tamuz y el 9 de Ab. El motivo para esto es lo que escribe el Sefer Hahasidim de que no es apropiado pronunciar esta frase “sheehayanu bekiemanu vehiguianu lazeman haze” &ndash......

Para la lectura de la Halajá

SHABUOT

Está escrito en la Parashá –porción- de la Torá que relata sobre la entrega de la Torá: Y partieron de Refidim, y acampó allí todo el pueblo frente al monte (Shemot 19). Pregunta Rabbenu Hayim ben Atar z”l en su obra Orah Hayim que unos......

Para la lectura de la Halajá

BIRCAT SHEEHEYANU

Pregunta: Cuando se debe pronunciar esta bendición? Respuesta: Según el Talmud (Berajot 54) es preciso pronunciar la bendición de “sheeheyanu” cuando se adquiere algún utensilio u objeto nuevo, por ej. una ropa. De hecho, tanto el Rashb”a como el R......

Para la lectura de la Halajá

JABON EN SHABBAT

Como vimos en la entrega anterior, existe divergencia entre las autoridades sobre la prohibición de triturar el hielo en Shabbat, en tanto que algunos sostienen que se trata de una prohibición de la Torá, “nolad”, o sea crear un nuevo elemento que no existía c......

Para la lectura de la Halajá


LA BENDICIÓN DE SHEEHEYANU SOBRE INJERTOS

En principio, debemos recordar que la persona que come un fruto que se renueva cada año debe pronunciar la bendición de Sheeheyanu tras recitar la bendición correspondiente del fruto. Sin embargo, es necesario analizar el caso de los frutos que son productos de injertos, como......

Para la lectura de la Halajá

LA BENDICIÓN DE SHEEHEYANU SOBRE FRUTOS SIMILARES

Como ya vimos anteriormente, al comer un fruto nuevo es preciso pronunciar la bendición de Sheeheyanu tras la bendición correspondiente del fruto, agradeciendo al Eterno el mérito de poder consumir nuevamente un fruto nuevo. Según esto, debemos analizar el caso de frut......

Para la lectura de la Halajá

MEDICIÓN PARA UN PRECEPTO

En la entrega anterior vimos sobre la prohibición rabínica de medir o pesar alimentos en Shabbat y Yom Tob. Por lo que, según concluimos no se puede utilizar una balanza mecánica para pesar alimentos tanto en Shabbbat como en Yom tob. Aún así, el Talmud (......

Para la lectura de la Halajá

CON LA CAÍDA DE TU ENEMIGO NO TE ALEGRES

Dice el Pirke Abot: Shmuel Hakatan enseña -dice el ver- “Con la caída de tu enemigo no te alegres y con su tropiezo no ha de alegrarse tu corazón, quizás lo observe el Señor y quite su enojo de él”. Escribe nuestro maestro en su comentario al......

Para la lectura de la Halajá