Halajá para lunes 6 Adar 5780 2 marzo 2020

ÉSTA HALAJÁ SE EDITA PARA LA ELEVACIÓN DEL ALMA DE

HAJAM YOM TOV YEDID HALEVY BEN ZAKIE Z"L

NEW YORK

SOBRE LA LECTURA DE LA MEGUILA

Cada integrante del pueblo de Israel debe cumplir con el precepto de leer la Meguilá en Purim. Esta lectura se debe realizar en la noche y repetirse durante el día, como refiere el versículo: D-os, clamaré a Ti en el día y no me responderás, y en la noche y no permanecerás en silencio. Este versículo aparece justamente en el Tehilim –Salmos- en el capítulo que habla de la gacela en la mañana, el cual según el Talmud (Yoma 29ª) hace referencia a Esther, por ello es que aprendemos de este capítulo halajot concernientes a la lectura de la Meguilá, la cual fue redactada por Esther y Mordejai conjuntamente.

De todas formas, teniendo en cuenta que no todas las personas pueden leer la Meguilá o poseen una Meguilá apta escrita sobre pergamino, cumplimos la obligación de la lectura de la Meguilá oyendo la misma del oficiante, aplicando la regla halájica que establece que quien oye una lectura es como si él mismo la estaría pronunciando –Shomea Queone-, de esta forma se da cumplimiento al precepto cabalmente. Por lo tanto, el oficiante que lee la Meguilá de una escrita sobre pergamino, debe concentrarse en que su lectura sirva para que todos los oyentes cumplan con su obligación, asimismo los oyentes deben concentrarse en el mismo pensamiento y de esta forma se considera como si dieran lectura ellos mismos a la Meguilá.

No existen diferencias entre el hombre y la mujer con respecto a la lectura de la Meguilá, pues también las mujeres poseen la misma obligación ya que ellas fueron partícipes del milagro de la salvación en épocas de Mordejai y Esther. Más aún, el milagro fue protagonizado por una mujer, Esther la cual en su condición de reina intercedió por su pueblo ante el rey Asuero. Y aún cuando en ciertas comunidades acostumbran las mujeres a oír la Meguilá sólo por la noche, se trata de una costumbre errada la cual debe ser erradicada totalmente de la comunidad.

Tras las bendiciones correspondientes a la lectura de la Meguila está prohibido hablar hasta después de las bendiciones finales tras la lectura de la Meguilá. Si quien oye la Meguilá pronunciase alguna palabra ajena a la lectura mientras el oficiante continúa con su lectura, no cumple con su obligación y rige en este caso la misma legislación de aquel que no oyó parte de la Meguilá, lo cual aclararemos más adelante.

Se debe ser sumamente meticuloso en la lectura de la Meguilá, especialmente cuando se oye la Meguilá en público, se debe poner atención en no dejar de oír ni una sola palabra pues de acuerdo a la opinión de muchos casuistas, entre ellos el Rashb”a, Ra”n y otros, si pierde una sola palabra no cumple con el precepto de la lectura.

De todas formas, si por alguna eventualidad, como ruidos en la sinagoga o murmullos, etc. no oyó algunas palabras de la Meguilá, podrá leer las palabras faltantes de la Meguilá con la que sigue la lectura aún cuando se trata de una Meguilá editada en papel. Hará esta lectura rápidamente para alcanzar al oficiante en la lectura común. Al alcanzar al oficiante permanecerá en silencio para oír el resto de la Meguilá la cual de haber sido oída en su mayoría desde una Meguilá apta, o sea escrita sobre pergamino, aún cuando haya leído una pequeña porción en una editada en papel, cumple con el precepto de la lectura.

Está prohibido comer antes de la lectura de la Meguilá. Por ello, las mujeres que no pueden concurrir a la sinagoga y espera el regreso de su familia y sólo después oyen la Meguilá, deben poner atención en Purim en la mañana de no comer antes de oír la lectura de la Meguilá. De todas formas, está permitido beber un café o té, o incluso comer unas frutas antes de oír la Meguilá. Asimismo se puede probar un trozo de torta o pan en una cantidad menor a cabeza – 54 gr.-.

Aquellos que adoptan una postura más rígida y no prueban nada antes de la lectura, convocan sobre sí la bendición divina.

Pregunta al Rav


Las 8 Halajot más populares

EN LAS TRES SEMANAS

Es apropiado evitar la bendición de sheehayanu durante las tres semanas que transcurren entre el 17 de Tamuz y el 9 de Ab. El motivo para esto es lo que escribe el Sefer Hahasidim de que no es apropiado pronunciar esta frase “sheehayanu bekiemanu vehiguianu lazeman haze” &ndash......

Para la lectura de la Halajá

SHABUOT

Está escrito en la Parashá –porción- de la Torá que relata sobre la entrega de la Torá: Y partieron de Refidim, y acampó allí todo el pueblo frente al monte (Shemot 19). Pregunta Rabbenu Hayim ben Atar z”l en su obra Orah Hayim que unos......

Para la lectura de la Halajá

BIRCAT SHEEHEYANU

Pregunta: Cuando se debe pronunciar esta bendición? Respuesta: Según el Talmud (Berajot 54) es preciso pronunciar la bendición de “sheeheyanu” cuando se adquiere algún utensilio u objeto nuevo, por ej. una ropa. De hecho, tanto el Rashb”a como el R......

Para la lectura de la Halajá

JABON EN SHABBAT

Como vimos en la entrega anterior, existe divergencia entre las autoridades sobre la prohibición de triturar el hielo en Shabbat, en tanto que algunos sostienen que se trata de una prohibición de la Torá, “nolad”, o sea crear un nuevo elemento que no existía c......

Para la lectura de la Halajá


LA BENDICIÓN DE SHEEHEYANU SOBRE INJERTOS

En principio, debemos recordar que la persona que come un fruto que se renueva cada año debe pronunciar la bendición de Sheeheyanu tras recitar la bendición correspondiente del fruto. Sin embargo, es necesario analizar el caso de los frutos que son productos de injertos, como......

Para la lectura de la Halajá

LA BENDICIÓN DE SHEEHEYANU SOBRE FRUTOS SIMILARES

Como ya vimos anteriormente, al comer un fruto nuevo es preciso pronunciar la bendición de Sheeheyanu tras la bendición correspondiente del fruto, agradeciendo al Eterno el mérito de poder consumir nuevamente un fruto nuevo. Según esto, debemos analizar el caso de frut......

Para la lectura de la Halajá

MEDICIÓN PARA UN PRECEPTO

En la entrega anterior vimos sobre la prohibición rabínica de medir o pesar alimentos en Shabbat y Yom Tob. Por lo que, según concluimos no se puede utilizar una balanza mecánica para pesar alimentos tanto en Shabbbat como en Yom tob. Aún así, el Talmud (......

Para la lectura de la Halajá

CON LA CAÍDA DE TU ENEMIGO NO TE ALEGRES

Dice el Pirke Abot: Shmuel Hakatan enseña -dice el ver- “Con la caída de tu enemigo no te alegres y con su tropiezo no ha de alegrarse tu corazón, quizás lo observe el Señor y quite su enojo de él”. Escribe nuestro maestro en su comentario al......

Para la lectura de la Halajá